Foros

Educación

Consulta a nuestros Expertos tus dudas o inquietudes y comparte con otras familias tus experiencias.

Volver

Calmar la agresividad del trastorno conductual


soy una madre chilena estoy sola con mi niña en este pais, quisiera saber como puedo calmar la agresividad del trastorno conductual de mi hija mediante tecnicas de relajacion o no se algo que uds me enseñen. aveces me siento muy angustiada pues en chile se dice tener integracion pero en la realidad solo te cierran las puertas a todos los colegios mi hija tiene 5 años y ya en 19 colegios me negaron las matriculas .

Iniciado por: jaquelin_meneses torres · en Educación · 26.11.2012 · 16:05 · Total lecturas: 12412

Estimados: les quiero comentar que mi hijo de seis años es el menor de los hermanos (28,27 y 24).El esta en un colegio regular y va feliz, lo malo es que no tiene lenguaje , sií se comunica perfectamente este año en kinder ha empezado con conductars que ya habían desaparecido y que formaban parte del proceso de adaptación el año pasado.Agrede a sus compañeros cada vez que esta enojado y en casa se puede observar que en ocasiones se le pone algo en mente y es imposible controlarlo, llora , grita y bota cosas al no conseguir su objetivo.
Mi hijo tiene habilidades y herramientas muy positivas desde el punto de vista de la autonomía e inteligencia emocional , pero una vez que le da la rabieta no hay quien lo pare. Actualmente esta tomando risperidona , una dosis mínima le ha surtido efecto ya que al estar mas enfocado y menos impulsivo ha aprovechado bien sus terapias y clases , pero aun asi no logramos corregir ni eliminar estas pataletas que como familia nos tiene sobrepasados y sin herramientas para ayudarlo.
espero atenta sus comentarioos

dianehett sepulveda · 14.05.2019 a las 10:53

Buenos días, Dianehett. Por lo que usted comenta, podemos deducir que su hijo está siendo bien tratado por profesionales que tratan de mejorar sus problemas de conducta. Sin duda, usted ya sabe que estos temas son complejos y no se resuelven fácilmente. Es decir, que hay que esperar un poco para que las estrategias propuestas vayan dando resultado; además, deben ser ustedes constantes y coherentes, lo cual no es nada fácil. Tal vez, esas reacciones un tanto exageradas puedan deberse a sus dificultades de comunicación, y se expresa de esta forma inadecuada ante sus inconvenientes para hacerlo de forma apropiada. Por eso, creo que hay que seguir insistiendo en la mejora de la comunicaqción y la expresión, algo que sin duda ya hacen ustedes. Por otra parte, quizás deban ustedes insistir en la aplicación de las pautas que les hayan dado para mejorar el comportamiento de su hijo: ser contundentes ante las conductas negativas, y reforzar las positivas, que sin duda estarán presentes. Finalmente, pueden ustedes comentar con el psiquiatra si hay que variar la dosis de la medicación: está haciendo efecto pero no en su totalidad. Seguimos en contacto para lo que necesiten. Un agrazo. Isidoro Candel

Experto en Atención temprana DOWN ESPAÑA · 16.05.2019 a las 10:07

Estimados: les quiero comentar que mi hijo de seis años es el menor de los hermanos (28,27 y 24).El esta en un colegio regular y va feliz, lo malo es que no tiene lenguaje , sií se comunica perfectamente este año en kinder ha empezado con conductars que ya habían desaparecido y que formaban parte del proceso de adaptación el año pasado.Agrede a sus compañeros cada vez que esta enojado y en casa se puede observar que en ocasiones se le pone algo en mente y es imposible controlarlo, llora , grita y bota cosas al no conseguir su objetivo.
Mi hijo tiene habilidades y herramientas muy positivas desde el punto de vista de la autonomía e inteligencia emocional , pero una vez que le da la rabieta no hay quien lo pare. Actualmente esta tomando risperidona , una dosis mínima le ha surtido efecto ya que al estar mas enfocado y menos impulsivo ha aprovechado bien sus terapias y clases , pero aun asi no logramos corregir ni eliminar estas pataletas que como familia nos tiene sobrepasados y sin herramientas para ayudarlo.
espero atenta sus comentarioos

dianehett sepulveda · 14.05.2019 a las 10:53

Buenos días, Ariana:
Para poder responderle necesitaríamos más datos. Dice que su tía tal vez ya no se pegue, desde que su bisabuelo ¿qué le pasó a su bisabuelo?
Su tía está en una edad en la que puede haberse iniciado un proceso de deterioro cognitivo o puede estar deprimida No sabemos si siempre ha sido agresiva o es algo que está apareciendo ahora. También es importante saber si han cambiado sus circunstancias vitales.
Si nos aporta más información podríamos responderle con más precisión

Beatriz garvía
Psicóloga Clínica
FCSD

Experto en Psicología DOWN ESPAÑA · 14.05.2019 a las 10:00

Buenas noches tengo una tía abuela de 50 años, que es agresiva en muchas ocaciones, a veces se golpea ella misma o nos toma desprevenidos y nos araña.
Me gustaria saber como puedo hacercarme mas a ella y no se tal vez que ya no se pegue, desde que mi bisabuelo es apartada y agresiva

Ariana · 10.05.2019 a las 9:01

Estimada Rocina:

El tratamiento de la conducta agresiva en un niño, en los casos que sea persistente esa conducta, debe estar dirigido por un profesional especializado. El tipo de tratamiento que se utilizará dependerá del resultado de la evaluación que se haga. Lo primero que tenemos que hacer es identificar, a través de observaciones, charlas y entrevistas, los antecedentes (causas y reacciones a la frustración) y los consecuentes (qué es lo que gana con la agresión) del comportamiento agresivo de tu hijo.
Teniendo en cuenta de que la conducta agresiva es un comportamiento aprendido y como tal se puede modificar, la intervención de los padres como de los profesores es muy importante.

Algunas pautas generales podrían ser:
1 – Identificar el tipo de conducta, es decir, qué es lo que nuestro hijo está haciendo exactamente. Hay que ser objetivos y específicos en la respuesta. Si el niño pega , empuja, grita, o de que forma expresa su agresividad.
2- Apuntar diariamente en una tabla, y durante una semana, cuantas veces el niño aplica la conducta de agresividad. Anotar qué es lo que provocó el comportamiento. Con lo cuál será necesario registrar los porque y las respuestas. Apuntar también en qué momentos los ataques agresivos son mas frecuentes.
3- Elegir dos objetivos para modificar la conducta: debilitar la conducta agresiva y reforzar respuestas alternativas deseables existentes en el repertorio de conductas del niño o en la enseñanza de habilidades sociales.
4- Cuando esté determinado el procedimiento que utilizararemos, todos debemos poner en práctica el programa de modificación de conducta.. Deberemos continuar registrando la frecuencia con que su hijo emite la conducta agresiva para así comprobar si el procedimiento utilizado está siendo o no efectivo.Es necesario informar del programa de modificación de conducta a todos los adultos que formen parte del entorno social del niño.

Aunque es una situación compleja es importante que mantengáis una actitud positiva, la conducta se cambia.

Un cordial saludo

Ana Belén Rodríguez Plaza · 11.10.2017 a las 8:19

Buenas Noches!
Mi hijo tiene catorce años,, la hemos tenido dificil, primero que nada el duelo de la muerte de mi papà que fue en realidad su figura paterna, porque su padre biològico no quiso convivir, con su hijo.El pobre ya se entera màs de esta situaciòn; èsto nada màs pues empeora las cosas por su adolescencia y se volvio muy agresivo con las mujeres que somos sus cuidadoras ( abuela y mamà) se logrò estabilizar con medicamento que ademàs le agregaron un anticonvulsivo y si mejorò su conductaa..Ademàs que lo saquè de su clase de karate por recomendaciòn del Paidòlogo,( solo nataciòn)

La cuestiòn ahora es que lo cambiè de escuela pues me sugirieron que ya lo ponga con jòvenes de su edad y tambièn para que pueda aprender un oficio pues debido al TDH e hiperactividad ha sido poco su desarrollo cognitivo y lenguaje.

Estoy muy triste pues rechaza la oportunidad de otra etapa escolar y se vuelve a comportar muy agresivo le pegò a un compañero y a su maestra, estoy citada con el psicològo de la escuela ( Centro de Atenciòn Mùltiple) es Pùblica y mi temor es que lo den de baja.

En la otra escuela le dan un buen ambiente no le exigen y lleva 5 años en pre escolar, estoy angustiada, me interesa mucho su consejo.
Le envìo un saludo ¡enorme!
Rocina Robles

Rocina Robles Sanchez · 09.10.2017 a las 9:14

Estimada Andrea:

Entiendo que la situación que ahora estás viviendo no se ha producido de la noche a la mañana, sino que tu hija lleva tiempo con comportamientos semejantes, negándose a ir a clases, llamando tu atención de manera permanente y exigiendo que la vistas como si fuera pequeña. Quiero decir con esto que cuanto más se tarde en abordar un comportamiento inadecuado, más difícil resulta después corregirlo.

Podemos entender que la conducta de tu hija es una forma de manifestar un malestar que tiene en su interior. Como no sabe comunicarlo de otra manera, lo hace con patadas, gritos, manotazos y agresividad. Por eso, lo primero sería intentar conseguir que te diga qué le pasa y porqué no quiere ir al colegio. Dices que es inteligente y tiene buen lenguaje, por lo que supongo que podrá contarte qué es lo que piensa y qué es lo que siente.

Por otro lado, como dije antes, seguro que estas situaciones llevan tiempo produciéndose. ¿Cuándo comenzó a negarse a ir al colegio? ¿Por qué? ¿Qué cambio se produjo en su vida que le llevara a tener esta actitud? Por ejemplo, algunos jóvenes adultos con síndrome de Down comienzan a darse cuenta de que sus hermanos se van de casa, consiguen un trabajo y una pareja, y ellos no pueden. Entonces se hacen más conscientes de su discapacidad y en ocasiones lo llevan mal. En otros casos, notan que en el colegio les siguen tratando como a niños, que no les ven como adultos, y eso tampoco les gusta. Te estoy poniendo algunos posibles ejemplos que podrían explicar el malestar de tu hija.

Estoy de acuerdo contigo en que el psiquiatra no es suficiente. Cuando alguien siente malestar emocional parece que la mejor solución (o la más fácil) es proporcionar una pastilla para ayudarle a sentirse mejor. Pero si las circunstancias no cambian, no conseguimos cambiar nada.

Mi sugerencia es que dediques un tiempo a estar con tu hija haciendo cosas que os gusten, pero con el objetivo fundamental de escucharla. Intenta averiguar por qué se siente mal y por qué no quiere ir a clases. Pero eso sí, no puede ser que siempre quiera estar contigo, tanto por ti porque te ocupa la vida, como por ella, que necesita relacionarse con otras personas. Por eso, además de dedicarle tiempo en exclusiva, tienes que intentar buscar que haga otras actividades diferentes, cambiando lo que hacía hasta ahora. Se trata de crear una rutina diaria que le mantenga ocupada desde que se levanta hasta que se acuesta.

Cada día debería de cumplir algunas responsabilidades en casa, ayudando con la comida, la limpieza o los recados, por ejemplo. Debería dedicar algún tiempo también a hacer ejercicio físico, acudiendo a un gimnasio o sencillamente caminando una hora diaria (un paseo os puede venir bien a las dos). Otro periodo de tiempo sería para relacionarse con personas, acudiendo a alguna actividad social que le guste. Y, por último, otro tiempo estaría dedicado a cosas que le agraden, incluyendo la televisión o la computadora, si es que le gustan.

Quiero decir con todo esto, que no hay una solución fácil que consiga cambiar a tu hija de la noche a la mañana, sencillamente con unas palabras mágicas. Lleváis bastante tiempo con conflictos y discusiones porque no quiere ir al colegio, y eso solo se cambia modificando sus rutinas diarias, buscando comenzar con otros hábitos de vida. Se trata de buscar nuevas actividades que le gusten, de forma que vuelva a sentir la ilusión de vivir y tenga una motivación para levantarse cada mañana.

Un cordial saludo

Emilio Ruiz
Experto de Down España

Emilio Ruiz · 09.06.2017 a las 8:21

Hola soy chilena y tengo una hija de 27 años, vivo en Santiago .

Mi hija hace muchos años que no quiere ir a clases y sólo quiere estar todo el día conmigo, ya no tengo vida propia ya que ella es muy inteligente y tiene buen lenguaje .

La cambie de colegio pero ocurre lo mismo, para poder levantarla tengo que vestirla como guagua y comienza con gritos que la deje sola y que no quiere ir al colegio.

Hoy ya la cosa fue con patadas y manotazos y se pone muy agresiva
cada día va en aumento.

Que hago?

Ella la atiende una siquiatra pero veo que ya no es suficiente .

Muy angustiada y con mucha pena me despido.

Saludos y Gracias

Andrea Escudero

Andrea Escudero · 06.06.2017 a las 8:30

Estimada Jaquelin,

El problema de la agresividad infantil es uno de los trastornos que más invalidan a padres y maestros junto con la desobediencia. El comportamiento agresivo complica las relaciones sociales que va estableciendo a lo largo de su desarrollo y dificulta por tanto su correcta integración en cualquier ambiente. El trabajo por tanto a seguir es la socialización de la conducta agresiva, es decir, corregir el comportamiento agresivo para que derive hacia un estilo de comportamiento asertivo.

Ante una conducta agresiva emitida por un niño lo primero que haremos será identificar los antecedentes y los consecuentes de dicho comportamiento. Los antecedentes nos dirán cómo el niño tolera la frustración, qué situaciones frustrantes soporta menos. Las consecuencias nos dirán qué gana el niño con la conducta agresiva. Pero sólo evaluando antecedentes y consecuentes no es suficiente para lograr una evaluación completa de la conducta agresiva que emite un niño, debemos también evaluar si el niño posee las habilidades cognitivas y conductuales necesarias para responder a las situaciones conflictivas que puedan presentársele. También es importante saber cómo interpreta el niño una situación, ya que un mismo tipo de situación puede provocar un comportamiento u otro en función de la intención que el niño le adjudique. Evaluamos así si el niño presenta deficiencias en el procesamiento de la información.

Cuando tratamos la conducta agresiva de un niño el objetivo es siempre reducir o eliminar la conducta agresiva en todas las situaciones que se produzca pero para lograrlo es necesario que el niño aprenda otro tipo de conductas alternativas a la agresión. Con ello quiero explicar que el tratamiento tendrá siempre dos objetivos a alcanzar, por un lado la eliminación de la conducta agresiva y por otro la potenciación junto con el aprendizaje de la conducta asertiva o socialmente hábil.

Te recomendaria que pusieras tu caso en manos de profesionales que puedan evaluar la conducta agresiva y determinar la intervencion adecuada.

Un cordial saludo,
Ana Belén Rodríguez Plaza

Experta en Educación de DOWN ESPAÑA · 29.11.2012 a las 21:47

Querida Jaqueline: La verdad es que lo tiene usted difícil por lo que cuenta respecto a los problemas para escolarizar a su hija. No sé de qué provincia de Chile es usted; yo he estado en Talca y he visto a niños con discapacidad escolarizados en colegios ordinarios.

En cuanto al problema que cita, lo mejor es aplicar técnicas de modificación de conducta, basadas en la eliminación mediante la reprobación de la conducta, con instigación física si fuera preciso, y la indiferencia, además de ofrecerle a la niña alternativas y premiar las conductas positivas. Esta acción debe supervisarla algún profesional, por lo que debe usted consultarlo con los que atienden a su hija.

Por otra parte, debería usted consultar con el pediatra para hacer un examen de la niña, por si hubiera alguna alteración de base biológica.

Suerte y un abrazo.
Isidoro Candel

Experto en Atención Temprana de DOWN ESPAÑA · 27.11.2012 a las 19:16

Responder al tema Calmar la agresividad del trastorno conductual




Enviar