23·07·2020

(Actualidad)

¿Está la tecnología al alcance de todos?

En DOWN ESPAÑA, trabajamos en todas las áreas que deben avanzar para asegurar los derechos de las personas con síndrome de Down, y sin duda, una de ellas es la tecnológica.

Actualmente, en los países desarrollados no concebimos una realidad en la que no estuviera inmersa la tecnología. Prácticamente, todo lo que hacemos está ligado de alguna manera a ella. Ver la televisión, trabajar, guiarnos en una ciudad, incluso cocinar o jugar son algunas de la infinidad de tareas que nos facilitan las nuevas tecnologías. Por ello, la accesibilidad a ellas debería estar garantizada para cualquier colectivo, especialmente al de personas con discapacidad, pues encuentran en la tecnología una herramienta clave para su autonomía, inclusión social y laboral. 

Las personas con discapacidad, ya sea física o intelectual, no sólo pueden disfrutar de la tecnología como un instrumento de entretenimiento, sino como un verdadero apoyo a la hora de realizar cualquier tarea que les garantice independencia.

A partir de ahí, el hecho de ser autónomos y valerse por sí mismos con mayor o menor apoyo les acerca a la inclusión en una sociedad que no puede desarrollarse sin tecnología. Una vez superado dicho reto, la inserción laboral será mucho más factible, especialmente si se garantiza la accesibilidad a la tecnología.

Según el  5º Informe ODISMET. Observatorio sobre discapacidad y mercado de trabajo en España (2019) vinculado a Fundación ONCE, la contratación de personas con discapacidad ha seguido aumentando alcanzando su máximo histórico: 354.991contratos, correspondiendo al 1,6% del total de puestos de trabajo en España.

Esta cifra tan positiva, se debe, por un lado, al cambio de mentalidad respecto a la concepción de las personas con discapacidad por parte de los empleadores, y por otro a los avances tecnológicos que permiten que el colectivo pueda acceder a diferentes puestos de trabajoSe comprueba que las NNTT han sido fundamentales en la inserción laboral de las personas con discapacidad. Sin embargo, dado que la mayoría de las contrataciones se han realizado en CEE (Centros Especiales de Empleo), es vital plantearse la necesidad de aproximar las necesidades de las personas con disca­pacidad al ámbito tecnológico y empresa­rial. Las empresas ordinarias deben poder contar con soluciones accesibles para las personas con discapaci­dad, disponiendo de entornos más abiertos y proclives a su incorporación

Importante estímulo

En DOWN ESPAÑA, trabajamos en todas las áreas que pueden y deben avanzar para asegurar los derechos y libertades de las personas con síndrome de Down, y sin duda, una de ellas es la tecnológica. Llevamos años estableciendo convenios con diferentes compañías del sector en busca de las mejores soluciones, usos y adaptaciones de las tecnologías a la vida de las personas de nuestro colectivo.

El sistema de lectura fácil –adaptación para que las personas con discapacidad intelectual puedan leer textos de manera accesible para ellos-, simulaciones virtuales, explicaciones por vídeo, aplicaciones con pictogramas…son algunos ejemplos de esas herramientas que no sólo acercan a las personas con discapacidad intelectual al entorno que les rodea, si no que les facilitan el acceso al empleo y además les estimulan muy positivamente en todos los sentidos.

Teniendo en cuenta la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, no podremos avanzar como sociedad sin «promover la disponibilidad y el uso de nuevas tecnologías, incluidas las tecnologías de la información y las comunicaciones para las personas con discapacidad».

Desde DOWN ESPAÑA, la federación española de síndrome de Down, que representa a las personas con síndrome de Down y a sus familias, animamos a todas aquellas compañías que quieran colaborar para mejorar el acceso a las nuevas tecnologías o colaborar con nosotros, que se pongan en contacto con nosotros en www.sindromedown.net. Ahora, más que nunca necesitamos vuestra ayuda.