21·11·2022

(Actualidad)

Niños y niñas con síndrome de Down ucranianos reciben apoyo escolar con el Fondo de Emergencia de DOWN ESPAÑA

La asociación ucraniana de personas con síndrome de Down PRISM Foundation ha elaborado un proyecto para dar apoyo educativo a los niños, niñas y adolescentes con síndrome de Down

Unos meses después de que comenzase la invasión rusa en Ucrania, en DOWN ESPAÑA, creamos el Fondo de Emergencia de Ayuda a Ucrania. La recaudación del mismo supera los 60.000 euros, cantidad alcanzada gracias a las aportaciones de más 200 personas, empresas y fundaciones españolas. Esta ayuda está siendo destinada para dar apoyo a las personas con síndrome de Down de la asociación ucraniana de síndrome de Down (Ukrainian Down Syndrome Organization –UDSO-), a través de otras asociaciones de países limítrofes.

Así, la asociación ucraniana para personas con síndrome de Down PRISM Foundation ha elaborado el proyecto ‘Intellectual Development Studio (ISD)’ para dar apoyo a los niños, niñas y adolescentes con síndrome de Down ucranianos. Algunos de ellos, se encuentran refugiados en diferentes países: Polonia, España, Israel, República Checa, Reino Unido, Eslovenia, Lituania, Austria o Alemania. Sin embargo, la mayoría de los alumnos se encuentran en Ucrania. Kateryna Stoian, fundadora de la asociación ucraniana y gerente del proyecto ISD, explica que con esta iniciativa, “desde hace siete semanas, se está ofreciendo apoyo educativo regular y on line a los escolares con síndrome de Down afectados por la guerra. Gracias al formato digital del proyecto, podemos dar apoyo a niños ucranianos en diferentes países”.

“Estamos felices porque, a pesar de los cortes de energía en toda Ucrania, todos los alumnos asisten a las lecciones. Los padres se adaptan, aunque esto se suele dar con mucho esfuerzo. Los niños esperan con ilusión nuevas lecciones y hacen obedientemente su tarea”, explica Kateryna.

Por otro lado, esta profesional destaca que “los profesores están haciendo un gran trabajo”. “Cada lección se adapta con brevedad al poco material existente y a la capacidad de los alumnos. Los profesores procuran utilizar la mayor cantidad de recursos visuales como material educativo y otras herramientas de enseñanza on line que les ayudan a obtener los mejores resultados para el aprendizaje de los niños y niñas”.

Según indica Kateryna, todo el alumnado está aprendiendo a comunicarse en inglés, puesto que hay niños ucranianos y polacos mezclados en los diferentes grupos. “Comenzamos con un proceso educacional en colaboración con la fundación polaca ‘Ja TeZ’. Gracias a su participación, tuvimos la oportunidad de crear cuatro grupos polaco-ucranianos y motivarles a aprender inglés. Además, pudimos compartir con nuestros colegas polacos nuestra experiencia de dos años enseñando inglés a niños y niñas con síndrome de Down en formato on line».

Las lecciones de inteligencia socioemocional les ayudan mucho a todos a enfrentar las dificultades psicológicas de la guerra y a desarrollar confianza en la comunicación con el maestro y los compañeros de clase”.

“Los niños y niñas se han vuelto más atentos unos con otros y han adquirido nuevas habilidades de comunicación y comprensión de sus sentimientos. Esto les ayuda a ser más resistentes al estrés”, describe Kateryna.

Además de la formación socio-emocional, la directora de este proyecto, explica que también es muy importante que los alumnos practiquen otras materias como las matemáticas, el lenguaje y la escritura. “Las matemáticas suelen ser una de las asignaturas más difíciles para el aprendizaje. Por ello, prestamos mucha atención a las tareas de series numéricas, tareas lógicas, juegos de mesa…”. Por otro lado, “la parte lingüística se centra la lectura y comprensión lectora.”

“Los niños y niñas nos están sorprendiendo gratamente y sus padres, tan volcados con ellos, también”.

Desde DOWN ESPAÑA, estamos muy agradecidos y satisfechos con el trabajo que PRISM Foundation está llevando a cabo para ayudar a decenas de niños, niñas y adolescentes ucranianos con síndrome e Down y a sus familias en una situación tan traumática como la que están viviendo.