31·01·2020

(Actualidad)

Menores con discapacidad luchan contra la discriminación: “Queremos decidir lo que queremos hacer”

El CERMI ha celebrado una jornada sobre infancia con discapacidad con motivo de la celebración de los 30 años de la aprobación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño. Durante el encuentro, la infancia con discapacidad expresó las necesidades de dicho colectivo.

Bajo el título ‘En primera persona: las niñas y los niños con discapacidad afirmando sus derechos’, este jueves un grupo de menores con diferentes discapacidades expresó la necesidad de acabar con las diferentes situaciones de discriminación que siguen sufriendo.  “Queremos decidir lo que queremos hacer”, “no somos juguetes” y “queremos aportar ideas a las leyes”.

El debate, conducido por el delegado del CERMI para los Derechos Humanos, Jesús Martín Blanco, se desarrolló en el marco de la jornada ‘Los derechos humanos de las niñas y niños con discapacidad – 30 años de la promulgación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño’.

Los participantes en el coloquio explicaron algunas de las situaciones discriminatorias a las que se enfrentan por razón de su discapacidad: “Me han llegado a decir cosas peyorativas; «No han querido jugar conmigo por mi discapacidad”; “el médico, a veces, habla y no lo entiendo porque no hay intérprete de lengua de signos. Entonces, me dice que me da un papel y, a mí, eso no me gusta”; “cuando quieras preguntarme algo, pregúntamelo a mí directamente”, son algunas de las afirmaciones de los menores.

Por otro lado, los pequeños quisieron aprovechar el debate para agradecer el apoyo que reciben por parte de sus familiares y amigos y para dirigirse a la Administración. ,»Tenemos los mismos derechos que el resto de niños y niñas sin discapacidad”, «Se pueden hacer las cosas diferentes y mejor”.

Por su parte, el delegado del CERMI apuntó: “Las nuevas generaciones vienen con fuerza. Tenemos que celebrar en el movimiento asociativo su participación pues, que hoy estén aquí, es muy positivo. Seguiremos contando con vosotros para que nos ayudéis a hacer las cosas mejor”. Además, Martín Blanco subrayó la importancia de la Convención de los Derechos del Niño y animó a los intervinientes a denunciar todas las situaciones discriminatorias a las que sean sometidos.

Papel de las familias

Antes del debate, tuvo lugar la mesa redonda ‘El derecho de las niñas y los niños con discapacidad a hacerse oír’ en la que participaron cuatro mujeres de diferentes asociaciones para presentar casos de buenas prácticas que se ponen en marcha desde sus entidades. Por otro lado, representantes ONCE, Fiapas, DOWN ESPAÑA y COCEMFE debatieron sobre el papel de las familias en la promoción de los derechos de las niñas con discapacidad.

Imelda Fernández, de ONCE, valoró positivamente el cambio que se está realizando desde el “modelo médico-rehabilitador hacia la inclusión de las familias”, ya que es un factor que “puede hacer que sus hijos promocionen, que tengan sus derechos, que se hagan oír, y, además, desarrollan sus competencias emocionales”. Destacó también que muchas veces las organizaciones prestan servicios que en principio son responsabilidad del Estado.

Por su parte, Agustín Matía, director gerente de DOWN ESPAÑA, resaltó el peso de las familias en las organizaciones de la discapacidad. “Sin su participación no hubiéramos conseguido lo que hemos conseguido, las familias son las que nos han construido”, recordó Matía, quien ensalzó el modo en que ha ido evolucionando la implicación de las familias. Aprovechó su intervención para destacar la necesidad de alejarse todo lo posible de la “sobreprotección” con los menores con discapacidad y apostar cada vez más por su participación.