13·02·2015

(Actualidad)

La Semana de la Moda de Nueva York recibe por primera vez a una modelo con síndrome de Down

La joven modelo y actriz Jamie Brewer salió radiante al escenario con un vestido negro ajustado en la cintura, firmado por la diseñadora Carrie Hammer.

Para Brewer, de 30 años, que ya trabajó en la serie American Horror Story, «las adolescentes y las mujeres jóvenes me ven y dicen, «hey, si ella lo puede hacer, yo también puedo»». Algo que deja muy clar el ejemplo que espera dar. «Es una verdadera inspiración servir como modelo para las jóvenes, para que se muestren como realmente son».

La actriz, y ahora modelo, no dudó en aceptar el reto de la diseñadora Carrie Hammer cuando le propuso participar en su campaña ‘Role Models Not Runway Models’ (‘Las modelos a seguir, no las modelos de pasarelas‘). La creadora pretendía con su nueva colección que sus vestidos, trajes y abrigos trascendieran el mundo de la moda y llegasen también a la mujer de la calle, mucho más diversas que su representación en las pasarelas. Quería representar a las mujeres de verdad, a quienes acaban siendo sus clientas reales, y para tal fin invitó a algunas amigas con distintas capacidades y discapacidades. «Son mujeres increíbles y su participación es fundamental para que el mensaje de esta campaña cale hondo», menciona Hammer.

La diseñadora elaboró un vestido especialmente ideado para la joven con síndrome de Down, que es además activista de las personas con discapacidad intelectual. Brewer comenta que estaba muy emocionada, y que «este vestido se ajusta a mi personalidad». «Me siento muy honrada por poder ser parte de esto», zanja Brewer.

Modelo y diseñadora, juntas.

Modelo y diseñadora, juntas.