31·08·2021

(Actualidad)

Handsome, un documental sobre la relación entre hermanos y el síndrome de Down

Nick y Alex son dos hermanos de 29 y 26 años respectivamente a los que les encanta viajar y compartir momentos y experiencias juntos. Su última aventura ha sido un largo viaje  en furgoneta desde Cornualles, en Reino Unido, hasta Vietnam para conocer otras culturas, ciudades, pueblos y la realidad que viven las personas que, como Alex, tienen síndrome de Down.

Los hermanos tenían la idea de realizar este viaje desde hacía tiempo, pero fue su madre la que les animó en convertirlo en documental, pues les sugirió que sería una película perspicaz y atractiva para compartir con otras familias sus descubrimientos. Fue entonces cuando se decidieron e iniciaron una recaudación de fondos para poder llevar a cabo el proyecto. Después, consiguieron contar con una productora. Así es como ha nacido Handsome, el film íntimo y emocionante, que narra y recoge el periplo de estos dos hermanos.

“A mí me preocupa el futuro de mi hermano Alex y entre otras cosas, quería ver cómo viven otros hermanos y familias la realidad del síndrome de Down alrededor del mundo. En el camino, ha habido risas, desafíos, aprendizaje…también ha habido ‘zonas oscuras’ en algunos países. No había nada parecido a esto y por eso nos decidimos a hacer el documental”, explica Nick en una entrevista en el programa This Morning de Reino Unido.

Nueva York, Mumbai, Vietnam…Son muchos los lugares que Nick y Alex han visitado para su documental, y el resultado ha sido muy aclamado por la crítica y la audiencia. Su primera proyección tuvo lugar en el Festival de Cine de Glasgow, donde obtuvo elogios conmovedores. Desde hoy, está disponible en algunas plataformas como Amazon Vídeo, Google Play o iTunes, pero todavía habrá que esperar a poder verlo en España.

Tal y como ha explicado Nick, este viaje no sólo ha servido para reforzar aún más la maravillosa relación y vínculo entre los hermanos, sino que les ha mostrado situaciones y ejemplos que no podían imaginar. Algunos de ellos, les ha servido para aprender, pero otros son para olvidar. “Visitamos algunos ‘lugares oscuros’. Por ejemplo, en Hanoi, Vietnam, había sitios en los que decían ser capaces de “curar” el síndrome de Down a cambio de dinero. En Vietnam en general, no querían hablar sobre el síndrome de Down”, dice Nick.

Después de este viaje de varios meses, Alex y Nick vuelven a su vida normal, en la que estudian y disfrutan de los pequeños placeres de la vida. “A los dos nos gusta mucho la naturaleza y estar juntos. Alex es muy fan de Los Beattles, y yo de él. Me ha enseñado lo que es el amor verdadero,  a compartir momentos, a vivir de una forma honesta y a sentirme vivo”, explica el orgulloso hermano mayor.

“La vida no es siempre fácil con Alex, tiene problemas para comunicarse y no puede vivir de manera completamente independiente, pero lo bueno siempre supera lo malo. Me hace reír como nadie, baila siempre como si nadie le mirase y disfruta de todo. Así y es mi hermano y no lo querría de ninguna otra manera”, señala con ternura.