29·02·2012

(Actualidad)

El popular cómic Downtown da el salto al papel

Un niño con síndrome de Down protagoniza estas entrañables viñetas creadas por dos artistas alicantinos que tratan de abrir los ojos a quienes consideran el síndrome de Down sólo como un problema.

Ya desde su portada, el protagonista de estas viñetas cuenta lo esencial que hay que saber sobre él: «Me llamo Blo. Tengo síndrome de Down, una novia, muchos amigos y un disco favorito». El cómic, nacido de las manos y mentes de Rodrigo García, que se ocupa del dibujo, y Nöel Lang, autor de los guiones, tomó como inspiración la niñez de Pablo, tío de éste último, y que tiene trisomía 21.

Éxito en Facebook

Las conversaciones entre Blo y Bibi están cargadas de humor y ternura.

Las conversaciones entre Blo y Bibi están cargadas de humor y ternura.

Las viñetas de Downtown han conseguido, a lo largo de su trayectoria en Facebook, más de 3.000 seguidores. Los protagonistas son Blo, el personaje principal, y sus amigos. Se pretende que «representen la desdramatización» de esta discapacidad, como explica Lang. Ahora esta pandilla de amigos, muy parecida a la de Mafalda o Charlie Brown, da el salto al formato libro de la mano de dos editoriales.

Sus creadores presentaron Downtown a varias editoras tras comprobar que el proyecto tenía una buena acogida en la red. «Hablamos con un bloguero muy conocido en el mundo del cómic que nos puso en contacto con la gente de las editoriales», explica Rodrigo García.

Tras las pertinentes conversaciones, la editorial Dibbuks publicará, a partir del 1 de marzo en grandes superficies, un libro de 130 páginas con las viñetas de Downtown en una primera tirada de 1.500 ejemplares, que estará disponible en el mercado español al precio de 16 euros.

Pero las aventuras de Blo y sus amigos no quedarán sólo al alcance de los lectores españoles; llegarán también al mercado estadounidense de mano de Diábolo Ediciones. Contará allí con una tirara de 600 ejemplares, y los autores tendrán que «supervisar los chistes para ver cómo se traducen algunas situaciones», ya que el paso al inglés complica la comprensión de algunos diálogos de Downtown  (como uno en el que Blo y su novia, Bibi, explican que son así porque tienen un «down» especial).

Padrinos de excepción

El libro cuenta con dos textos de introducción. El primero lo escribe Luis G. Bulit Goñi, presidente del Consejo Asesor de la Asociación de Síndrome De Down de

El libro reúne en 130 páginas parte de las viñetas de Blo y sus amigos.

El libro reúne en 130 páginas parte de las viñetas de Blo y sus amigos.

República Argentina (ASDRA), quien afirma que los autores de Downtown «han dado con la tecla». «Blo, sus compañeros y sus circunstancias nos conmueven, nos alertan, nos hacen reflexionar y, a veces, avergonzar por nuestra ignorancia, pero siempre con una sonrisa», afirma.

Vicente del Bosque, seleccionador nacional de fútbol y padre de un niño con síndrome de Down, escribe el segundo texto. En él, muestra su predilección por la primera viñeta del libro, la que dice que «lo malo de tener síndrome de Down es que el día que naces tus padres se ponen un poco tristes; lo bueno es que después de ese día no vuelven a estar tristes jamás?. «Y lo mejor de Downtown es que permite dar a conocer, con humor, esta realidad a todos aquellos ajenos a la misma», sentencia Del Bosque.