03·09·2020

(Actualidad)

DOWN ESPAÑA condena la fatídica actuación policial que terminó con la vida de un joven con síndrome de Down

El joven Nathaniel Julius murió al recibir varios disparos por no contestar a dos policías en Sudáfrica. Las protestas por el asesinato del adolescente se desatan en Johannesburgo.

El pasado 26 de agosto, un joven negro de 16 años con síndrome de Down falleció al recibir varios disparos por parte de dos policías en Johannesburgo, Sudáfrica. Según ha explicado la familia del joven, Nathaniel Julius se encontraba con unos amigos esperando el autobús para comprar galletas cuando llegaron unos policías y les preguntaron qué hacían. Debido a su discapacidad intelectual y al sentirse, seguramente, bloqueado ante la presencia policial, Nathaniel no contestó. Los policías consideraron peligrosa la actitud del joven y le dispararon hasta dejarle malherido. Le trasladaron en el furgón policial a un hospital, donde finalmente Nathaniel falleció.

Ante la denuncia familiar y las fuertes protestas surgidas en el suburbio Eldorado Park, el barrio de Nathaniel, tras las primeras respuestas justificando que se había tratado de un tiroteo entre bandas, la Dirección Independiente de Investigadores de la Policía ha detenido a los agentes implicados, que serán juzgados. La tensión desatada en la capital africana ha llevado al jefe de estado de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, a llamar a la calma a los ciudadanos y a dejar que la justicia actúe. Mientras, la indignación por la muerte del joven se extiende por todo el país y el resto del mundo.

Lamentablemente, este suceso demuestra una falta de preparación y comprensión de los agentes detenidos. Se trata de un hecho absolutamente condenable, más aún cuando los implicados pertenecen a un cuerpo que debe defender y proteger a todos sus ciudadanos, y garantizar el cumplimiento, tanto de los Derechos Humanos, como la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas, de la que Sudáfrica es país firmante.

Desde DOWN ESPAÑA, condenamos los hechos, lamentamos profundamente lo sucedido y mostramos nuestro apoyo a la familia y amigos del joven Nathaniel, y a nuestra Asociación hermana Down Syndrome South Africa (DSSA). Por otro lado, confiamos en que la justicia sudafricana actúe firmemente, aclare las evidencias de lo sucedido y castigue a los responsables.