16·04·2019

(Actualidad)

Debate sobre educación inclusiva en la Asamblea General de DOWN ESPAÑA: “O es inclusiva o no es educación”

En la reunión anual de la Federación, los representantes de las asociaciones federadas mostraron su compromiso por la enseñanza de tipo inclusivo en nuestro país.

El pasado sábado seis de abril, tuvieron lugar de manera simultánea las Asambleas General Ordinaria y Extraordinaria de DOWN ESPAÑA, una reunión en la que la Junta directiva y los familiares representantes de nuestras asociaciones trataron los temas prioritarios de la Federación para este nuevo año. Sin duda, el apartado que gozó de un mayor interés e intercambio de opiniones fue la educación inclusiva.

Desde hace meses DOWN ESPAÑA ha puesto el foco en este tema, pues teniendo la  Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad como referencia, consideramos que la enseñanza inclusiva en España necesita del máximo apoyo por parte de todas las instituciones que actúan por la discapacidad (Administraciones, Parlamentos, partidos políticos), así como de la sociedad en general. Para ello, es fundamental que las actuaciones que se lleven a cabo estén perfectamente definidas en un marco de respeto a nuestras leyes vigentes y a los principios de Derechos Humanos a los que hemos optado como país firmante.

El presidente de la Federación, Mateo San Segundo, inició el espacio dedicado a este asunto con una reflexión sobre el trabajo que DOWN ESPAÑA empezó hace más de 20 años referente a la integración educativa, luego hacia la inclusión y sobre la prioridad que se le dará durante el 2019. “La educación inclusiva de las personas con síndrome de Down es un tema al que hemos dedicado y dedicaremos mucho tiempo de reflexión y análisis. Creemos que es el gran asunto de nuestros tiempos y el que va a poner en cuestión el tipo de futuro que queremos para las personas con discapacidad”.

Han sido muchas las dudas y paradojas que surgen y surgirán en familias y entidades, por eso hay que seguir luchando con mucha intensidad. Estamos abocados a una transformación radical del sistema escolar, transformación que si no va a conllevar el cierre de la mayor parte de centros de educación especial, sí que va a llevar obligadamente a un cambio de estas Escuelas: lo que estamos planteando es el inevitable paso de una educación especial para unos pocos a una educación en inclusión para todos”. Igualmente incidió que la política presupuestaria y de recursos disponibles debiera dirigirse prioritariamente a este proyecto inclusivo de transformación de la educación, si es que pretendemos que vaya a ser posible.

Por todo ello, señaló Mateo San Segundo, “nos hemos dirigido a los partidos políticos para pedirles que se comprometan en el cumplimiento de las leyes que tenemos, pero todavía no tenemos una respuesta positiva”. El debate de, sí o no a la educación inclusiva, debería ser superado por otro en el que se trate sobre cómo hacer la transición de una escuela de integración a una escuela de inclusión”, explicaba San Segundo.

La imagen puede contener: una o varias personas e interior

Una vez abierto el debate, fueron muchos los familiares de asociaciones los que expusieron sus ideas, opiniones, reflexiones y propuestas sobre cómo fomentar la educación inclusiva en nuestro país y sobre el contenido del mensaje que desde DOWN ESPAÑA se debe enviar respecto a este tema. En la misma línea que San Segundo, la secretaria de la Federación, Pilar Sanjuán, apuntaba como madre que ahora “el paradigma no debe ser el derecho a decidir de los padres, sino el derecho a recibir una educación inclusiva y de calidad de los niños”. “Lo importante es un que en un colegio haya inclusión también porque los alumnos puedan convivir y entender la diversidad desde pequeños. Antes, parecía impensable que un niño con síndrome de Down pudiera acudir a un colegio ordinario con miles de niños sin discapacidad. Ahora, hay recursos y se puede hacer con calidad”.

En varias de las intervenciones del amplio debate que tuvo lugar en la Asamblea se animó a las asociaciones de familias a apostar de manera activa por la educación inclusiva. “Los centros se tienen que abrir a la sociedad, las entidades tenemos que participar, no puede haber escuelas ‘del siglo XIX’ con maestros del ‘siglo XX’ y niños ‘del XXI’. De otra manera, no tendremos una escuela realmente inclusiva”.

En esta misma línea también se argumentó que en las aulas no se tienen por ejemplo “24 alumnos + 1 con síndrome de Down, sino 25 alumnos con realidades diferentes. La educación o es inclusiva o no es educación“.

Entre otras intervenciones, se  destacaron las quejas de muchas familias en la Comunidad de Madrid a las que se está derivando a educación especial en contra de su voluntad y a la que se les hace un test de valoración cognitiva que es imposible pasar con una discapacidad intelectual como paso para derivarles a educación especial. Pilar Sanjuán insistía en que realmente “no deberían existir ni valoraciones. Los niños con síndrome de Down tienen que ir a la escuela y punto, da igual su capacidad y situación” incidiendo en que los sistemas de diagnóstico se usan como una rémora del modelo médico del pasado que lo que pretende fundamentalmente es diagnosticar para separar, en vez de diagnosticar para orientar la mejora educativa.

Tras el debate quedó ratificada la intención de la Federación en continuar su lucha y opción por este tipo de enseñanza. Por último, se planteó que DOWN ESPAÑA y el conjunto de sus organizaciones refuercen sus esfuerzos en los próximos meses dirigidos hacia tres pilares básicos: aumentar la información y conocimiento de las familias, reforzar el derecho de los niños con síndrome de Down a su educación inclusiva e insistir en que nuestro país cumpla las Leyes y disposiciones legales que se ha comprometido a aplicar.