23·05·2022

(Actualidad)

Colabora con un ironman solidario en favor de la inclusión de las personas con síndrome de Down

Entrevistamos a Katerina, madre de una joven con síndrome e de Down, que se prepara para participar en un triatlón para colaborar con la formación de jóvenes con síndrome de Down.

Este domingo, 29 de mayo, se celebra en Kraichgau, Alemania, un ironam a través del cual puedes impulsar la formación e inclusión laboral de las personas con síndrome de Down, ¿Cómo? La respuesta a esta pregunta la tiene Katerina Bartolomé, madre de una chica con síndrome de Down de 17 años y mujer que se ha propuesto un reto atlético y solidario. Bartolomé se está preparando para el ironam de Kraichgau y ha decidido aprovechar su participación en esta durísima prueba para recaudar fondos para el programa Campus de Oportunidades de DOWN ESPAÑA.

De esta manera, Katerina recorrerá 1.500 metros a nado, 40 km en bicicleta y 10 km corriendo para canalizar las donaciones de todos aquellos que quieran colaborar con este proyecto que facilita la cooperación entre la Universidad y las organizaciones de síndrome de Down.

“Ya he hecho cuatro triatlones, este será el quinto, pero el primero con estas distancias. Sin duda, la parte más dura es la natación. Nadar en aguas abiertas me genera bastante estrés y algo de angustia, pero superado el agua, todo va bien. Esta es mi manera de aportar mi ‘yo entero’…Buscando causas que ayuden a mejorar la vida de las personas con síndrome de Down”, explica Katerina.

El objetivo del programa Campus de Oportunidades con el que quiere colaborar Katerina es impulsar acciones formativas que permitan ampliar conocimientos y actitudes a las personas con síndrome de Down que hayan finalizado a la etapa escolar para su desarrollo personal y profesional.

Para Katerina era importante impulsar este proyecto, pues como madre de Claudia, conoce de cerca la realidad y los retos que viven hoy en día las personas con síndrome de Down. “Creo que en este ámbito todavía hay mucho que hacer. Necesitamos incluir más y mejor a las personas con síndrome de Down, pero para ello, ellas también tienen que estar preparadas. En el colegio, van bien, pero luego es un salto que necesita más apoyo”, destaca.

El propósito que se han propuesto madre e hija es conseguir duplicar la distancia que Katerina va a recorrer en el triatlón -51.5 km- en euros, es decir, unos 10.300 euros. Para ello, han publicado un vídeo en el que Claudia explica este gran reto.

 

“Claudia es maravillosa. Todavía no sabe qué quiere estudiar, pero sí tiene claro que quiere seguir estudiando porque le gusta mucho y lo hace muy bien. Es muy aplicada y además sabe que es un ejemplo para sus hermanos pequeños”, explica Katerina.

Por otro lado, Katerina señala que su hija es su gran motivación para lanzarse a este tipo de retos.  “Ella es un gran apoyo. Siempre me espera para cruzar juntas la meta, aunque en esta ocasión no podrá ser…Entrenamos juntas muchas veces. Ella es mucho más constante que yo. Corre desde hace un año y ya corre tres veces a la semana una hora y 10 minutos cada vez ¡Es muy crack!”.

Cómo puedes colaborar

DOWN ESPAÑA abre este lunes una línea de recaudación hasta el próximo martes 31 de mayo. Todas las donaciones que lleguen a la Federación a través de nuestra web o de transferencias bancarias en el periodo de tiempo mencionado serán destinadas al programa Campus de Oportunidades.

Enlace donaciones:https://www.sindromedown.net/socios-y-donaciones/

Número de IBAN para realizar transferencias: ES31 2100 6311 1513 0024 3826    (Código SWIF: CAIXAESBBXXX)

Campus de oportunidades

Este proyecto constituye un conjunto de talleres para el desarrollo personal, social y cultural que tienen como objetivos básicos los siguientes: ofrecer los recursos necesarios para alcanzar el máximo desarrollo posible de las capacidades, potenciar el aprendizaje en cooperación y diversidad, facilitar la convivencia entre jóvenes con síndrome de Down y estudiantes universitarios y fomentar la inclusión social.

En definitiva, este proyecto pretende dar respuesta a dos realidades importantes: por un lado, complementar la formación de los maestros en su tramo inicial, entrando en contacto directo con la realidad de los jóvenes con discapacidad intelectual, compartiendo diferentes actividades con este colectivo de diversidad; por otro lado, indagar nuevos caminos para que estas personas tengan oportunidades y apoyos necesarios que les permitan avanzar en su inclusión educativa, social, cultural y laboral. Tanto alumnos como las personas con discapacidad se encuentran acompañados por profesorado implicado en los diferentes Talleres y por profesionales de las Asociaciones de discapacidad.