04·04·2019

(Actualidad)

DOWN ESPAÑA ofrece las ‘Claves de apoyo a niños con síndrome de Down en el aula de educación infantil’

Hemos elaborado una guía para profesionales con el objetivo de ayudarles a proporcionar una enseñanza inclusiva y adecuada a los alumnos con trisomía 21. Todos los niños son capaces de aprender si sabemos enseñarles.

En los primeros años de la educación de los niños, hemos de tener en cuenta que cada uno de ellos es diferente, tanto en personalidad, como en habilidades y capacidades, por lo que su desarrollo evolutivo puede variar en función de muchos factores. En los niños con síndrome de Down la adquisición de los diferentes hitos evolutivos suele ser más lenta. Además, ellos tienen características que van a condicionar su desarrollo, y a determinar su estilo de aprendizaje. Por otro lado, sabemos que cada uno de ellos tienen unos intereses, capacidades y habilidades únicas, y que cuando se les ofrecen las oportunidades y apoyos necesarios los niños con síndrome de Down pueden progresar y participar junto con sus compañeros en el aula.

En DOWN ESPAÑA hemos elaborado una guía para ayudar a los profesionales de la educación infantil. Esta publicación, de la que dispondrán todas nuestras entidades asociadas, será distribuida a centros de educación infantil de diferentes comunidades autónomas a través de sus asociaciones.  ‘Claves de apoyo a niños con síndrome de Down en el aula de educación infantil’  es un útil instrumento, que permitirá a los maestros conocer las características más comunes de los niños con síndrome de Down, los recursos que pueden aplicarse en su entorno educativo; y proporcionarles sugerencias de intervención en situaciones prácticas que se den en el día a día de la escuela. Todo ello para lograr un objetivo; la inclusión del alumno con síndrome de Down en su aula.

Recursos y estrategias

Ante la necesidad de ofrecer una respuesta pedagógica adaptada a los niños con síndrome de Down en aulas de educación infantil de centros ordinarios, y al mismo tiempo un nivel óptimo de intervención, la publicación recoge recursos y estrategias adecuados, tanto para el entorno escolar, como las referentes a la coordinación con la familia del alumno.

Este último aspecto también es primordial, pues que exista una comunicación fluida entre la escuela y la familia es imprescindible.  Sin ella es muy difícil que se inicie y mantenga de forma consistente la supervisión conjunta del trabajo, de acuerdo a las expectativas tanto de la familia como del centro educativo.

Recomendamos la lectura de esta guía, tanto a los docentes, como a resto de profesionales de los centros de educación infantil, así como a los familiares que quieran conocer más acerca de la primera etapa de aprendizaje escolar de sus hijos.