29·01·2021

(Actualidad)

«Aún tenemos retos muy importantes en la inserción laboral de las personas con discapacidad»

El juez de la Fundación Aequitas, David Mendoza, explica en una Conferencia Down cuál es la realidad que viven las personas con síndrome de Down en referencia al empleo, y cuáles son los mecanismos legales que garantizan sus derechos.

Comenzamos nuestro ciclo de conferencias del 2021 con una sesión del programa Aula Jurídica en colaboración con la Fundación Aequitas celebrada a finales de enero. En ella, el juez sustituto en el ámbito del Tribunal Superior de Cataluña, David Mendoza, explicó cuál es la realidad a la que se enfrentan las personas con síndrome de Down en cuanto a su posible inserción laboral o cuáles podrían ser ejemplos de discriminación en el proceso de acceso al empleo. Además, el experto en defensa de los derechos de las personas con discapacidad intelectual, aclaró cuáles son las herramientas legales que garantizan los derechos del colectivo mencionado.

«El objetivo de esta sesión es hacer accesibles una serie de nociones jurídicas sobre el ámbito laboral de las personas con síndrome de Down, un colectivo, que tal y como confirma el Instituto Nacional de Estadística «tiene una baja participación en el mercado laboral»».

Según explicó el jurista, en la actualidad las personas con discapacidad son el colectivo en mayor riesgo de exclusión social, debido a su baja empleabilidad. Por ello, insiste en la necesidad de garantizar en la práctica la normativa referente a la inserción laboral del colectivo, pues solo en 2019 se incrementaron en un 42,7% las infracciones en materia de interacción laboral de trabajadores con discapacidad intelectual , según un informe de Inspección de Trabajo. «Y esto es sólo la punta del iceberg, pues hay que tener en cuenta que hay pocos inspectores y que seguramente la realidad marque un número muy elevado de infracciones», señaló Mendoza.

En lo que respecta al colectivo de personas con síndrome de Down, el experto indicó que en el año 2016 sólo el 5%  de ellas ocupaban un puesto de trabajo en España. Si bien es cierto que es posible que esa cifra a día de hoy sea mayor, todavía queda mucho trabajo por hacer para que su inclusión laboral sea considerablemente estable. «Tenemos retos muy importantes para cumplir con la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad que España ratificó en 2008. Por ejemplo, hay que garantizar la reserva del 2% de puestos de trabajo para personas con discapacidad en las empresas de más de 50 empleados»,.

Mendoza se refirió a varios apartados de la mencionada Convención, pues según explicó, ofrece «varios puntos clave y muy innovadores para hacer un sistema más eficiente en beneficio de las derechos de las personas con discapacidad«.  Como en esta sesión, el experto se centraba en el ámbito laboral, aclaró diferentes términos relevantes y explicó el funcionamiento de algunos mecanismos públicos a los que podemos recurrir, tanto las asociaciones como cualquier particular, para evitar que las personas con discapacidad sean objeto de algún tipo de discriminación. Un ejemplo de ello, son las denuncias a Inspección de Trabajo o a la Seguridad Social. «Cualquier persona puede denunciar el incumplimiento de la normativa a través de un sistema muy sencillo de denuncia sin necesidad de meterse en juicio», señaló.

«Es muy habitual que la discriminación se produzca no sólo en el puesto de trabajo, sino en el propio proceso de contratación. Hay ofertas discriminativas»

Otro de los asuntos a los que el experto dedicó parte de su charla, fue a la importancia del Empleo con Apoyo como una herramienta que garantiza el cumplimiento de la normativa y el derecho del trabajador con discapacidad a tener un empleo digno que se adapte a sus necesidades.

Además de explicar diferentes situaciones y posibilidades de mejora de nuestro sistema laboral, David Mendoza contestó a muchas de las preguntas que realizaron los asistentes virtuales a la conferencia.

Conferencia completa