09·07·2019

(Actualidad)

“Mi padre tiene síndrome de Down y gracias a él quiero ser mejor persona”

Sader Issa es un joven sirio. Su padre tiene síndrome de Dow y le ha criado."Estoy muy orgulloso de él", dice Sader.

Sader Issa es un joven de 21 años,
que estudia para ser dentista en Hama, Siria.

Su historia es muy bonita porque
su padre tiene síndrome de Down y
le ha criado junto a su madre
.

Mi padre ha hecho todo lo posible por asegurarme una vida normal,
como la de cualquier otro niño.
Él también ha sido mi mayor apoyo durante mis estudios.
Estoy muy orgulloso y agradecido“,
explica el joven en una entrevista a DOWN ESPAÑA.

El padre de Sader, Jad Issa tiene 45 años
y ha conseguido llevar una vida normal en su ciudad.

En Hama, el señor Issa trabaja en una fábrica de trigo.

Según explica Sader, “tener síndrome de Down en un país como Siria no es fácil“.
Pero la personalidad del padre de Sader
ha sido fundamental para conseguir el cariño y el respeto de todos.

 

Una familia normal

La familia Issa forma
parte de una sociedad tradicional.

La madre de Sader es ama de casa
y ha formado junto a su marido una familia.
Sader ha crecido como cualquier otro joven de su edad.

A pesar de las dificultades, ellos le han enseñado lo que es el amor puro y la dignidad.