24·08·2021

(Actualidad)

Así es El Quiosco Down Experience

DOWN ESPAÑA visita el restaurante de La Coruña. Tiene un equipo de trabajadores formado por personas con y sin discapacidad intelectual.

En el medio de una agradable placita de la ciudad de La Coruña,
se encuentra El Quiosco Down Experience.

Es un restaurante en el que venden
bocadillos de jamón, de calamares o de tortilla.
Además tienen ensaladilla rusa, helados y dulces.

El restaurante llevaba cerrado más de 30 años.
Ahora DOWN CORUÑA es su dueño
y algunos de sus trabajadores tienen discapacidad intelectual
o síndrome de Down.

El restaurante nuevo lleva abierto dos meses.
Han vendido muchísimo.
Está funcionando muy bien.

En DOWN ESPAÑA,
teníamos muchísimas ganas de visitar a los jóvenes con síndrome de Down
o discapacidad intelectual
que forman parte del equipo de El Quiosco.

Ellos preparan cientos de cafés
y más de 500 bocadillos de calamares cada día.

Al llegar, nos encontramos con todas las mesas ocupadas
y cola de espera.

María, Bea, Raúl, Adrián, Ana, Alex…son algunos de los trabajadores.
Les hacemos entrevistas.

María, de 22 años, tiene síndrome de Down
y nos cuenta lo “contentísima” que está trabajando en El Quiosco.
“Estoy muy feliz aquí, sobre todo por mis compañeros
.
Son muy majos”, dice María.

Hablamos también con Beatriz, de 31 años.
También tiene síndrome de Down.
A ella le encanta su trabajo.
“Me gusta mucho
y se lo dedicó a mi padre porque murió”, dice Beatriz. .
“Yo puedo trabajar porque soy adulta
y si me explican lo que tengo que hacer,
lo hago
”, dice.

También entrevistamos a Ana y a Raíl.
Ellos son encargados del restaurante
y no tienen discapacidad ni síndrome de Down.

Raúl dice:  “Trabajar con personas con discapacidad
es una experiencia igual que trabajar con gente sin discapacidad.
Las personas con discapacidad intelectual no son niños.
Pueden trabajar, entienden y hacen perfectamente todo
”.

Ana, dice que trabajar con gente con discapacidad o síndrome de Down,
está siendo un descubrimiento enorme”.
Además, dice: “Yo estoy aprendiendo muchísimo de ellos.
Todos están encantados y muy contentos,
aunque estén cansados.
Son los mejores compañeros que he tenido en hostelería”.

Este maravilloso fue una idea de Manuel Álvarez Esmorís.
Él es el vicepresidente de
la asociación DOWN CORUÑA.

Manuel dice:
Queríamos apostar más por la inclusión laboral.
Empezamos con la formación en hostelería.
Estamos muy contentos porque
el restaurante está funcionando muy bien.
La respuesta está siendo la bomba”
.