Foros

Educación

Consulta a nuestros Expertos tus dudas o inquietudes y comparte con otras familias tus experiencias.

Volver

mi sobrina tiene 7 años y aun no habla


Buenas Noches! mi consulta es como puedo ayudar a mi sobrina que ha cumplido hace unos meses 7 años y aun no alcanza a hablar. Ella va a una logopeda, trata de balbucear algunas palabras comunes, y aunque por medio de gestos trata de comunicarse, no sabemos aun que seria lo mas recomendable para acelerar su aprendizaje del habla. Y si realmente es necesario que ella acuda a un colegio de niños especiales, porque al que va ella, es un colegio donde no solo hay niños con dawn sino con otro tipo de discapacidades, que tal vez hacen que exista un retraso al momento de ella comunicarse. Muchas gracias Un saludo

Iniciado por: ana sarita · en Educación · 10.10.2017 · 8:34 · Total lecturas: 103

Buenas tardes, Ana Sarita. Comprenda usted que no es fácil darle una respuesta satisfactoria sobre el problema de su sobrina. Aunque ya sabe usted que el lenguaje expresivo está especialmente atrasado en los niños con síndrome de Down, imagino que ahora les preocupa a ustedes especialmente la posibilidad de que la niña pueda comunicarse.

Yo les aconsejo que recurran a algún sistema alternativo de comunicación para ayudarla mejor; que estimulen su lenguaje comprensivo; y también sus habilidades cognitivas. En cualquier caso, los profesionales que atienden a la niña les estarán orientando adecuadamente.

En cuanto al tema de la escolarización, yo no soy capaz de orientarles porque no conozco a la niña y no tengo datos suficientes. La escolarizaciópn en centro de educación especial se recomienda a aquellos niños que tienen necesidades educativas importantes, y que no van a ser bien atendidos en un colegio ordinario. Aunque la niña vaya a un colegio especial, imagino que estará en contacto con niños y con personas sin discapacidad, por lo que tiene oportunidades y modelos normales. No debe usted preocuparse porque la niña tenga compañeros con discapacidad a la hora de imitación de modelos.

Por lo que usted comenta, la niña tiene un retraso en el desarrollo importante y tal vez en el centro especial esté mejor atendida. Ahora bien, eso no significa que no estudien ustedes otra alternativa o modalidad que pueda beneficiar a la niña: aula abierta en centro ordinario o escolarización combinada. No sabemos si estas modalidades serían más beneficiosas. Pueden plantearlas de acuerdo con las características de la niña. Hay que ser muy realista y objetivo, y tratar de ofrecer al niño siempre la modalidad de escolarización y la intervención más adecuadas a sus circunstancias y características.

Hablen el tema con los profesionales.

Seguimos en contacto para lo que necesiten.

Un abrazo.

Isidoro Candel

Experto en Atención temprana DOWN ESPAÑA · 11.10.2017 a las 8:22

Estimada Ana:

La escolarización de los alumnos con síndrome de Down en centros específicos presenta muchos inconvenientes claros. En primer lugar, los centros específicos han quedado relegados a la atención de los alumnos con necesidades educativas especiales muy significativas. De hecho, la legislación vigente se rige por los principios de normalización e inclusión y determina que la escolarización en unidades o centros de educación especial sólo se llevará a cabo cuando sus necesidades no puedan ser atendidas en el marco de las medidas de atención a la diversidad de los centros ordinarios. Por lo que en la mayoría de estos centros específicos se produce un efecto de acumulación de alumnos con discapacidades muy severas o plurideficiencias. Los alumnos con síndrome de Down no responden a este perfil y con frecuencia, cuando se escolarizan en un centro de educación especial, bien a tiempo completo o parcial, se comprueba que sus capacidades y potencialidades se encuentran muy por encima de la media del alumnado atendido en ese tipo de centro.

Además, la persona con discapacidad que asiste a un centro de educación especial adquiere un concepto erróneo de la sociedad en la que vivimos donde la diversidad es una realidad. Se produce ese efecto indirecto, ya que disminuye la relación con personas sin discapacidad y no cuenta con un grupo de iguales que le sirva como referencia. La convivencia en entornos ordinarios se reduce a lo que la familia pueda proporcionar, por lo que los dos ambientes fundamentales en los que transcurre su vida son el familiar y el centro especifico. Puede incluso formarse una idea equivocada de sus posibilidades reales en la sociedad, al no enfrentarse a situaciones normalizadas y a los problemas que conllevan. Un entorno protegido y libre de conflictos no puede prepararle para afrontar los retos que son habituales en el mundo exterior.

Por otro lado, una de las estrategias básicas de aprendizaje de los alumnos con síndrome de Down es el aprendizaje observacional o por medio de modelos. En los centros de Educación Especial se les priva de la posibilidad de compartir su tiempo escolar con niños sin discapacidad, los modelos que recibirá serán necesariamente los proporcionados por niños con niveles de capacidad más bajos e incluso, con problemáticas añadidas o conductas inadecuadas que podrían llegar a imitar.

La escolarización en centros específicos o de educación especial ha sido durante muchos años la forma más habitual de escolarizar a los alumnos con síndrome de Down, cuando la escuela ordinaria no estaba dispuesta ni preparada para acoger a este alumnado. Ahora bien, no puede convertirse en la modalidad preferente de escolarización, pues sigue constituyendo un enfoque segregador, que supone la incorporación a entornos educativos apartados de la población general. Para los alumnos con síndrome de Down los centros de educación especial no son los más adecuados para responder a sus necesidades educativas específicas.

Te recomiendo la escolarización en centros ordinarios , ya que esta es la forma más adecuada de escolarización para tu sobrina. La educación inclusiva es un derecho de las personas con discapacidad y el objetivo fundamental en la educación de estos alumnos es lograr el máximo grado de inclusión social, familiar y laboral. Este recorrido de inclusión queda inevitablemente truncado si no incluimos la inclusión escolar. Si no va a escuelas ordinarias en el periodo en el que se le ha de educar, ¿quién y cuándo preparará al niño con síndrome de Down para participar de manera activa y responsable en la sociedad?.

En relación a la consulta de su lenguaje, te recomiendo el uso de sistema aumentativos o alternativos de comunicación..

Un fuerte abrazo

Ana Belén Rodríguez Plaza · 11.10.2017 a las 14:32

Responder al tema mi sobrina tiene 7 años y aun no habla




Enviar