Atención Temprana

Consulta a nuestros Expertos tus dudas o inquietudes y comparte con otras familias tus experiencias.

Volver

Cuando el control de esfínteres se convierte en una conducta


Buenas tardes. Tengo un hijo con SD que acaba de cumplir 5 años. Su desarrollo en los aspectos cognitivos y del lenguaje están muy bien, según nos dicen todos los profesionales que trabajan con él. Lo más duro en su educación son los temas de conducta, sobre los que estamos trabajando, pero la consulta va referida al control de esfínteres. En el mes de junio de hace dos años, por indicación de los especialistas, procedimos a quitarle el pañal. En marzo del año siguiente, tuvimos que dar un paso atrás y volver al pañal porque la situación era insostenible, y en junio volvimos a empezar. A día de hoy, todos pensamos que la capacidad de controlar la tiene más que adquirida, ya que ha estado períodos de hasta 20 días sin escapes. El problema es que utiliza el hacerse pipí para expresar su disconformidad con una situación. Es decir, si está jugando con sus hermanos y pega, se le retira un rato del juego hasta que pida perdón, y entonces se hace pipí. Si en el cole se come la punta de los lápices y la seño se los quita, entonces se hace pipí. Cuando se le lleva la contraria, o no se sale con la suya...se hace pipí. Y así una larga lista de situaciones en las que se hace pipí. Ya no sabemos que intentar, como incentivarlo...creo que hemos probado todo. Se les ocurre alguna idea que pueda ayudarnos a corregir esta conducta?. A alguien le ha pasado lo mismo?. Qué podemos hacer? La situación se nos hace ya muy desesperante porque son casi dos años tratando de superarla! Muchas gracias por su ayuda.

Iniciado por: María · en Atención Temprana · 29.04.2016 · 8:38 · Total lecturas: 847

Estimada María: comprendo su desesperación y su impotencia porque el asunto es complejo y no existen recetas mágicas que lo resuelvan de un plumazo.

Efectivamente, hay un componente de tipo conductual, muy característico lo que tiene que ver con el control de esfínteres; aunque parece que el problema de conducta de su hijo no se limita a esto, pero usted no especifica más. La verdad es que, como le he comentado, no hay remedios mágicos, y ustedes ya lo han probado todo, o casi todo. Sería bueno tener más datos sobre otros comportamientos del niño, y también de cómo los abordan. Imagino que quedarán pocas alternativas.

Únicamente, me atrevo a decirle que deberían ustedes ponerse un poco más enérgicos ante la reacción del niño ante una frustración: hacer pipí. Igual ya lo están haciendo, pero insisto en que lo ignoren, no le hagan caso, no lo aseen en ese momento, muestren claramente su enfado, de forma que él sea más consciente de su acción negativa. Y, por contra, alaben las reacciones positivas, cuando las haya. Tampoco estaría de más que consulten ustedes con el pediatra por si hubiera alguna infección de orina o algún otro problemilla; imagino que ya lo habrán hecho, pero conviene descartar.

Le sugiero que sigan las orientaciones de los profesionales que tratan a su hijo, y que mantengan ustedes una actitud coherente y constante con los comportamientos inadecuados de su hijo, no solo en lo frelativo al control de esfínteres, sino en todas las situaciones, evitando respuestas ambivalentes que confundan al pequeño y le animen a seguir con su dinámica.

Seguimos en contacto por si necesita alguna otra cosa. Suerte y un abrazo.

Isidoro Candel

Experto en Atención temprana DOWN ESPAÑA · 05.05.2016 a las 8:20

Responder al tema Cuando el control de esfínteres se convierte en una conducta




Enviar