Comida divertida

DOWN ESPAÑA y la Fundación Eroski se unen para fomentar hábitos saludables en un colectivo que registra alto índices de obesidad.

“¡Comida divertida!” es un divertido juego interactivo dirigido a niños de entre 6 y 10 años basado en las Aventuras de Spoti, un entrañable personaje con el que los niños simpatizarán enseguida y que debe atravesar 12 casillas en las que se alternan juegos y pruebas sobre alimentación y actividad física.

Con estas pruebas didácticas se enseña a los niños los hábitos necesarios para prevenir la obesidad, al mismo tiempo que se les inicia en el camino hacia un estilo de vida saludable. El programa se completa con unas fichas de actividades, con las que los niños podrán entretenerse con pasatiempos como llevar la cuenta de los alimentos que ingieren en cada comida, o colorear divertidos dibujos al tiempo que aprenden cuáles son las bases de una dieta saludable.

También se ofrecen fichas informativas, muy comprensibles para los niños, en las que, por ejemplo, se ordenan los alimentos en diferentes categorías, en función de la frecuencia con la que se pueden consumir (a modo de semáforo: verde para los más saludables, rojo para los que sólo se pueden tomar en ocasiones especiales). En ellas se dan consejos saludables para afrontar las comidas: masticar mucho, no ver la tele, o servirse la cantidad adecuada.


Especial atención en personas con síndrome de Down 

Uno de los factores causantes del sobrepeso son los hábitos generados por el estilo de vida actual: sedentarismo, mala alimentación, o falta de ejercicio. Hábitos contra los que pretende luchar el programa “¡Comida divertida!”, con el que se pretende que el niño adquiera costumbres de nutrición saludables. Se puede acceder a todos estos juegos y actividades a través pinchando en este enlace.

La prevención de la obesidad es especialmente acuciante para el colectivo de personas con síndrome de Down, ya que más de la mitad de ellas son obesas. Es a partir de los 6 años de edad, y especialmente en la pubertad, cuando la obesidad infantil se asocia con su persistencia en la edad adulta. Además, en el caso de los niños con síndrome de Down, el sobrepeso los vuelve más vulnerables a otras enfermedades como la diabetes o las cardiopatías.

 
España es el cuarto país europeo con mayor número de niños con sobrepeso. Según datos del Ministerio de Salud, el 16,1% de los menores españoles de entre 6 y 12 años son obesos, cuando hace tan sólo 5 años este índice era del 5%. La alarma que ha provocado este fuerte crecimiento de la obesidad infantil ha puesto a los expertos de acuerdo sobre la urgencia de prevenir el sobrepeso en la infancia.

Otros proyectos del área

  • Cocina fácil y saludable – Chef Down +INFO
  • Deporte inclusivo – “Deporte para todos, ejercicio de igualdad” +INFO
  • Down Salud +INFO
  • Aliméntate sin gluten +INFO
  • Centro de documentación y recursos Down +INFO
  • Mi hijo con síndrome de Down +INFO