20·09·2012

(Actualidad)

Una joven con síndrome de Down crea una tipografía solidaria

El objetivo es que la letra sea más que un icono visual: que represente al colectivo de personas con discapacidad y reivindique los valores de igualdad y de trabajo en equipo.

La tipografía puede usarse con cualquier procesador de texto.

La tipografía puede usarse con cualquier procesador de texto.

La letra que Anna ha creado es única y no se puede replicar, ya que refleja el trazo de la propia Anna, de 27 años de edad. Está disponible para escribir en cualquier procesador de textos de ordenador.

La realización de este proyecto comenzó en septiembre de 2011. Anna trabajaba entonces en un supermercado, pero al concluir su contrato tenía muchas ganas de seguir trabajando, de estar activa, a pesar de no saber dónde ni cómo. La joven reunió a un equipo de personas para recortar letras y mejorar su caligrafía. Un año más tarde consiguieron su digitalización alfabética apta para escribir en cualquier ordenador.

“La letra gusta a mucha gente”, afirma Anna, que ha conseguido que 1.400 escuelas puedan trabajar con ella. “Recibimos muchas cartas de agradecimiento desde Argentina y Portugal que nos felicitan por el proyecto”, comenta su hermano Marc.

'Sumando capacidades

‘Sumando capacidades” es el lema del proyecto de Anna Vives, la joven con síndrome de Down responsable la tipografía.

Anna ha tenido el respaldo de Fundación Itinerarium para lanzar la campaña, y han desarrollado una página web donde se puede adquirir la tipografía. La recaudación íntegra que se obtenga con su venta se destinará a causas solidarias.