04·12·2015

(Actualidad)

Un estudio permitirá mejorar el habla en los niños con síndrome de Down

Incide en la importancia de aprovechar las primeras etapas del niño para potenciar su capacidad oral y lingüística.

Encuentro de Familias Malaga 2007

El desarrollo del lenguaje es fundamental en los primeros años.

Un estudio pionero ha permitido trazar la radiografía lingüística de tres síndromes genéticos: Down, Williams y X Frágil. A raíz de sus conclusiones, se podrán realizar tratamientos logopédicos adaptados específicamente a cada uno de los síndromes para tratar de mejorar la capacidad del habla.

El proyecto se llama Syndroling y se ha realizado por investigadores de la Universidad de Oviedo, concretamente por el Grupo de Investigación en Logopedia y Lenguaje Infantil (LOGIN). Su responsable, Eliseo Díez-Itza, asegura que gracias a esta radiografía comparada se han podido establecer puntos de relativa fortaleza y debilidad que varían en función de los síndromes y que, además, cambian a lo largo de la vida del individuo. “Ahora podemos diseñar una intervención logopédica y educativa que optimice los puntos fuertes y no encalle en los débiles”, destaca el investigador.

Los científicos estudiaron la forma de expresarse, el uso del lenguaje y la gramática de 12 niños con síndrome de Down y otros tantos con X Frágil y Williams, comparándolos con otros 240 niños con desarrollo típico, y sus conclusiones acaban con la falsa creencia de que el margen de aprendizaje de estos niños está muy limitado por su grado global de discapacidad intelectual. Según indica Díez-Itza, los pequeños con síndrome de Down pueden tener inicialmente un vocabulario gestual comparable al resto de los niños, algo que debería aprovecharse para compensar las dificultades gramaticales y fonológicas, que más tarde limitan su expresión verbal y dan una impresión de mayor discapacidad.

El director del proyecto explica que los pequeños con síndrome Down pueden tener memoria visual para la lectura y comprensión de las situaciones comunicativas. De ahí que, a juicio de este especialista, sobre la base de su vocabulario gestual y con apoyo visual, la intervención temprana facilita un mejor aprendizaje.

El Proyecto Syndroling, que se inscribe en el Plan Nacional de Investigación Básica, incluye psicólogos, logopedas y lingüistas de las universidades de Oviedo, Cantabria, Burgos, Deusto, Santiago de Compostela y Valencia, así como de universidades de México, Venezuela, Canadá y Estados Unidos.