20·07·2017

(Actualidad)

“Los hermanos somos compañeros de viaje: eso significa ser confidentes, amigos y cómplices”

Conocemos a Leticia Anoro, la nueva coordinadora de la Red de Nacional de Hermanos de DOWN ESPAÑA.

Leticia Anoro es la nueva coordinadora de la Red Nacional de Hermanos de DOWN ESPAÑA, una red de trabajo compuesta por más de una veintena de grupos de hermanos de distintas ciudades donde se intercambian experiencias, ideas, consejos y charlas, y organizan talleres y encuentros.

Logopeda de profesión, Leticia pertenece a esta red desde que comenzó en 2010 a través del grupo de hermanos de la asociación DOWN HUESCA. A través de la siguiente entrevista, conocemos cómo afronta su nueva etapa, su relación con su hermano Pablo y su visión sobre qué aportan los hermanos a las personas con síndrome de Down.


Pregunta: Perteneces a la Red Nacional de Hermanos de DOWN ESPAÑA desde su inicio, ¿por qué te uniste a ella? 

Respuesta: Me pareció muy interesante que los hermanos pudiéramos unirnos y compartir experiencias. Tenemos en común algo muy especial, que une mucho, y hace que hablemos todos el mismo idioma. Conocí la existencia en el Encuentro Nacional de Familias que se celebró en Granada en el año 2010, donde se presentó el proyecto en una charla. Ese mismo día al llegar a casa, les escribí un email para unirme al proyecto.

P: ¿Cómo es tu experiencia tanto en la Red Nacional de Hermanos como en el grupo de tu asociación?

R: Es muy gratificante. Formar parte de este grupo hace que estés en contacto con personas que comparten experiencias similares, preocupaciones, puntos de vista… También compartimos los aspectos positivos de tener un hermano con síndrome de Down.

En resumen, encontramos un apoyo mutuo, con todo lo que ello conlleva.

P: ¿Qué actividades realiza el grupo de hermanos de Huesca?

R: En Huesca, hemos hecho varias convivencias. Pasamos un fin de semana en una casa rural todos juntos y fue realmente gratificante para todos porque pudimos hacer muchas actividades juntos (incluso una fiesta), que nuestros hermanos disfrutaron mucho. También hemos organizado una excursión a un aquapark, hacemos reuniones y mantenemos el contacto para las cosas que puedan ir surgiendo a través WhatsApp y redes sociales.

Tenemos en proyecto ahora mismo hacer alguna sesión con hermanos más pequeños.

P: Desde hace unos meses eres la nueva coordinadora de la Red Nacional de Hermanos de DOWN ESPAÑA, ¿cómo afrontas esta nueva etapa?

R: Con mucha ilusión, y muchas ganas de hacer que este proyecto tan bonito siga adelante, e incluso que se puedan hacer más cosas. Creo que los hermanos podemos aportar mucho.

P: ¿Qué objetivos pretendéis alcanzar?

R: Este año tenemos programados los siguientes objetivos:

  • Conectar generaciones de hermanos (pequeños y adolescentes) con adultos, creando nexos entre hermanos de diferentes edades ya que cada edad presenta unas características diferentes. Los hermanos mayores podemos ayudar a los pequeños porque ya hemos pasado esas etapas y la etapa adolescente es complicada.
  • Mejorar la relación padres y hermanos: Intentando cambiar la visión sobreprotectora que suelen tener los padres.
  • Sensibilizar y cuidar el entorno emocional de los hermanos: A veces podemos encontrarnos en situaciones complejas o desconcertantes por el hecho de tener un hermano con discapacidad intelectual, el grupo de hermanos pretende atender a esta necesidad ya que crea un espacio de comunicación y une a personas que viven situaciones parecidas.
  • Fomentar el encuentro entre hermanos: Atendiendo al punto anterior, más otros aspectos, estos encuentros generan muchos aspectos positivos para nosotros.

P: En próximo mes de diciembre se celebra tu primer encuentro de hermanos como coordinadora, ¿cómo lo estás viviendo?

R: Con muchas ganas de hacer cosas productivas, con mucha ilusión y a ver si podemos conseguir que se unan más hermanos y que tengan ganas de participar en la Red.

P: Tu hermano Pablo tiene síndrome de Down, ¿qué relación tienes con él?

R: Nuestra relación es muy estrecha, Pablo es imprescindible en mi vida. Siendo como somos los dos muy independientes, cuento con él para muchas cosas y él conmigo. Cuando no nos vemos tanto (trabajo por el yo y él por sus clases) estamos en contacto continuo, hacemos planes, etc.

Leticia Anoro junto a su hermano Pablo.

P: ¿Qué crees que te ha aportado?

R: Es muy difícil explicar lo que me ha aportado él, porque son muchas cosas buenas. Diría que lo más importante es que, gracias a él, valoro las cosas pequeñas, los pequeños pasos y ahora esas pequeñas cosas, son muy grandes. También he aprendido que, con constancia y esfuerzo, todo es posible. En conclusión: muchas lecciones de vida, (entre otras cosas).

P: Según tu opinión, ¿qué valor aportáis los hermanos a la familia?

R: Los hermanos somos ‘compañeros de viaje’, eso significa tener un confidente, un amigo, un cómplice, etc. Aprendemos a negociar, a compartir y a ser más empáticos gracias a los hermanos.

Todo esto para nuestros hermanos es, desgraciadamente, más difícil de conseguir socialmente; y, es algo realmente importante para ellos. Los padres siempre tienden a tomar una postura más “sobreprotectora” que los hermanos podemos ayudar a equilibrar.

P: ¿Y vuestros hermanos con síndrome de Down?

R: Ellos aportan a la familia unión, tolerancia, empatía, fuerza, alegría y mucho amor.

P: ¿Cuáles son los retos a los que os enfrentáis los hermanos?

R: Apoyar a nuestros hermanos en sus proyectos vitales y ayudarles a que se les tome en serio y se les valore socialmente, creo que eso es algo que nosotros podemos hacer. A veces las personas que nos rodean toman nuestro ejemplo y empiezan a tratarles confiando más en sus capacidades.

P: ¿Cómo animarías a los hermanos que no conocen o que todavía no se han unido a una red?

R: Les recomendaría que tomaran contacto, que deberían de darle una oportunidad porque seguro que cuando conozcan la Red y a los hermanos que la forman, estarán encantados. Ahí pueden encontrar personas que ‘hablamos el mismo idioma’, que comparten experiencias comunes y saber que no están solos por el hecho de tener un hermano con síndrome de Down.