29·07·2014

(Actualidad)

La sexualidad centra las jornadas del VIII Encuentro Nacional del Proyecto Amigo

Esta edición del Encuentro Nacional que celebran jóvenes con síndrome de Down se celebró del 2 al 6 de julio en el Albergue Juvenil de Calarreona, en la localidad de Águilas (Murcia).

El Encuentro Nacional del Proyecto Amigo tiene su origen en la Red Nacional de Escuelas de Vida de DOWN ESPAÑA. Mediante la organización de estas jornadas se pretende impulsar el debate, el diálogo y el intercambio de información. Todo ello en un contexto de convivencia cuyos protagonistas absolutos sean las personas con síndrome de Down, con lo que se contribuye a promover su empoderamiento.

En la que ha sido ya la octava edición del encuentro han participado 55 personas provenientes de diversas entiedades: DOWN CÓRDOBA, DOWN MÁLAGA, DOWN JEREZ y DOWN GRANADA.

Se ha hecho coincidir el evento con el curso sobre sexualidad de la Universidad Internacional del Mar, por lo que el tema capital sobre el que ha girado este Encuentro Nacional ha sido, precisamente, la sexualidad. Se ha querido promover el debate, la reflexión y la toma de conciencia sobre los artículos de la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad relacionados con este aspecto esencial de la vida de cualquier persona.

Vivir la sexualidad

Durante los cuatro días que ha durado, el programa del Encuentro ha incluido diversos talleres, exposiciones y reuniones que han permitido a los participantes conocer el derecho a la sexualidad que tienen y todo lo que ello comporta.

También han aprendido formas de relacionarse con el sexo opuesto, la importancia de sentir y percibir a través de los sentidos, conceptos como la homosexualidad/heterosexualidad y, como recogen los participantes en sus conclusiones, ?mirar a los ojos y conocer poco a poco a las personas, que la sexualidad es diferente para todos, y que está relacionada con todo el cuerpo».

Los propios jóvenes con síndrome de Down plantearon sus necesidades y deseos de aprendizaje, de entre las que destacan:

  • Conocimiento de la utilización de los métodos anticonceptivos.
  • Aprender a hacer el amor y relacionarse con la pareja.
  • Aceptación por parte de la sociedad de la sexualidad de las personas con síndrome de Down (por ejemplo: ir cogidos de la mano, estar en un parque con tu pareja, etc).
  • No crear falsas esperanzas y no mentir sobre sexualidad y maternidad/paternidad.
  • Aclarar dudas sobre la capacidad de maternidad de las personas con síndrome de Down.
  • Prevención de abusos sexuales.
  • Aprender a solucionar problemas entre las parejas. Por ejemplo, los celos.

Buena valoración

La valoración que los asistentes hicieron es muy positiva, aunque se han detectado algunas carencias y aspectos relacionados con la sexualidad que se podrían mejorar y que conviene tener en cuenta en el trabajo de educación que se hace tanto en las asociaciones como en el seno familiar.

Una de las quejas viene de la parte del vocabulario y la terminología referida a la sexualidad. Se ha concluido que los términos o palabras son, en ocasiones, demasiado técnicas. Deben ser más claras y de más fácil comprensión, sobre todo en las charlas directas con los jóvenes.

El trabajo en torno a la sexualidad no debe limitarse a unas jornadas al año o un evento concreto; se debe seguir incidiendo en este asunto tanto en la entidad como con los mediadores y las familias.

Además de las sesiones de trabajo y cursos prácticos, el Encuentro también dejó tiempo para las actividades lúdicas, con visitas a restaurantes y a la playa, dada su cercanía. Momentos de ocio que potencian el intercambio de lo conocido en las charlas y que permiten  afianzar las amistades entre los participantes.