05·02·2019

(Actualidad)

La joven golfista Amy Bockerstette logra la admiración del público y de los profesionales en un prestigioso torneo de golf

Con un componente extra de motivación y de seguridad en sí misma, Amy consiguió un PAR, una de las jugadas de golf más difíciles.

El pasado fin de semana, la joven estudiante Amy Bockerstette dejó con la boca abierta, tanto al público general, como a los jugadores profesionales que acudieron al torneo del golf americano, celebrado en Phoenix, Arizona, el Phoenix Open Waste Management.

Acompañada del golfista profesional Gary Woodlan, Amy fue capaz de jugar un hoyo real y hacer PAR, es decir, un hoyo de tres golpes, una jugada realmente complicada que la gran mayoría de jugadores amateurs no consigue. De hecho, es considerado como un lanzamiento profesional.

Al llegar su turno, Amy se concentró y repitiéndose así misma “puedes hacerlo” se marcó aquella jugada tan impresionante, que puso en pie a todo el recinto.
El público enloqueció con su hazaña, al igual que Woodland, quien afirmó encantado: “Eso es tan increíble, eres tan increíble”.

 

Aficionada al golf desde pequeña, Amy ya se había convertido en la primera niña con síndrome de Down en recibir una beca de atletismo de Paradise Valley, que otorga un colegio comunitario para practicar el golf.  Así ha seguido su lucha por conseguir sus metas gracias a su afán de superación y a su gran motivación.

Estas cualidades son las que han provocado que su vídeo logrando el PAR haya sido viral en Estados Unidos y que Woodland, entre el resto de golfistas profesionales, quedase entusiasmado: Fue una gran emoción, nunca antes alguien había logrado transmitir tanta energía en el green”, comentó.

El golf es un deporte inclusivo, ya que los juegos se fijan en base a diferentes niveles, por lo que se mezclan personas de todas las edades y géneros en cada categoría.

¡¡ENHORABUENA, AMY!!