19·07·2017

(Actualidad)

FUNDOWN desarrolla, en colaboración con Fundación Iberdrola, un innovador programa de acceso al empleo

Tiene como objetivo promover la plena inclusión familiar, social y laboral y el desarrollo de una vida autónoma.

El desempeño de un puesto de trabajo (haciendo efectivo un derecho universalmente reconocido), con la percepción de un salario y el acceso a una serie de oportunidades ofrecidas por el propio puesto de trabajo, constituyen una serie de factores que afectan directamente tanto al modo de percibir la persona a los demás y a sí misma, como al modo de ser percibida y valorada por la sociedad y al grado de libertad de que la persona dispone, no solo en el aspecto económico, sino también en el aspecto social.

Sesión de coordinación del equipo de trabajo del Área de Empleo de FUNDOWN en el proyecto de inclusión laboral desarrollado en colaboración con Fundación Iberdrola.

En la última década, sólo el 28,3% de las personas con discapacidad de entre 16 y 64 años tienen un empleo remunerado. Además dentro del colectivo de la discapacidad, la mayor incidencia de desempleo se refleja en la enfermedad mental y en la discapacidad intelectual con un 27,5%. Según el informe Olivenza 2016 solo un 38,0% del total de las personas con discapacidad se encuentra en una situación activa respecto al empleo, lo cual quiere decir que el resto, un 62%  entra dentro de la población inactiva; la diferencia es significativa con respecto a la tasa de actividad de las personas que no tienen discapacidad, siendo ésta en el 2016 de un 78,0% lo que supone una diferencia de 40 puntos.

Si nos centramos aún más en esta valoración del empleo y la discapacidad, podemos concretar como esta tasa de inactividad asciende a un 90%  en personas con síndrome de Down, por lo cual actuaciones como las que se recogen en este proyecto son indispensables.

FUNDOWN, gracias a la colaboración con Fundación Iberdrola, está desarrollando  un Proyecto Integral de acceso al empleo ordinario  para personas con discapacidad intelectual. El objetivo a cumplir es facilitar, gracias a un exhaustivo proceso de intermediación orientación y de atención individual bajo la metodología del Empleo con Apoyo, la integración en el mercado laboral ordinario de las personas con discapacidad intelectual.

Las acciones en las que se estructura el proceso de intermediación laboral y apoyo en el puesto de trabajo atendiendo a las cinco etapas del procedimiento de Empleo con Apoyo son:

  1. Valoración de los candidatos: Se elaborarán en esta etapa los perfiles laborales de aquellos usuarios candidatos del área de empleo.
  2. Búsqueda de empleo: El objeto de esta etapa es realizar una prospección de mercado laboral con el fin de localizar puestos de trabajo en distintos sectores de actividad adecuados a los candidatos de la Bolsa de Empleo.
  3. Análisis y valoración del puesto de trabajo: Tiene por objeto definir con precisión las tareas que debe desarrollar en ese puesto el futuro trabajador con discapacidad, y las habilidades y destrezas requeridas para su desempeño.
  4. Entrenamiento y sdaptación: En esta fase el Preparador Laboral, con el seguimiento de la Orientadora, lleva a cabo el proceso de formación en el puesto de trabajo concreto, realizando las adaptaciones necesarias para que la persona con discapacidad intelectual pueda desarrollar su actividad profesional de la mejor manera.
  5. Seguimiento y valoración: Esta fase del proceso implica el seguimiento de la actividad laboral desempeñada por la persona con discapacidad y la constatación de la idoneidad de las adaptaciones establecidas para tal efecto.

La técnico de empleo de FUNDOWN al frente del proyecto.

Este proyecto está arrojando unos datos muy positivos, alcanzando unas medias de consecución de objetivos muy satisfactorias en cuanto a la implementación de periodos de formación-adaptación en la empresa por parte de las personas con discapacidad intelectual participantes y de posteriores contrataciones en las mismas.