04·03·2016

(Actualidad)

DOWN ESPAÑA y Fundación Sanitas demuestran la pujanza del rugby como exponente para la inclusión de las personas con síndrome de Down

DOWN ESPAÑA presenta junto a Fundación Sanitas el proyecto 'Unión por el rugby inclusivo'.

Union rugby

De izda. a dcha.: El coordinador del Escor Gaztedi Rugby Taldea, David Izquierdo; la jugadora Ainhoa Belakortu; y el jugador Ohian Martinez de Santa Coloma.

El rugby pude ser una magnífica plataforma para impulsar la inclusión de las personas con síndrome de Down. Así lo ha demostrado DOWN ESPAÑA hoy en Vitoria durante la presentación de ‘Unión por el rugby inclusivo’. Se trata de un proyecto que, con la colaboración de Fundación Sanitas, promueve el rugby como exponente de lo que se conoce como deporte inclusivo, que consiste en realizar una actividad deportiva en igualdad entre personas con y sin discapacidad.Esta iniciativa, a la que cada vez se suman más clubes del mundo del rugby, pretende aunar las experiencias de distintos equipos de toda España que apuestan por la inclusión de jóvenes con síndrome de Down en sus filas. Hasta el momento se han unido a ella la Asociación Deportiva de Ingenieros Industriales de Las Rozas Rugby (Madrid), el San Isidro Rugby Club (Madrid) el VRAC Quesos Entrepinares (Valladolid), y el Escor Gaztedi Rugby Taldea (Vitoria).

En la presentación han participado dos de los jugadores de este último equipo, que fue galardonado como el “club más inclusivo con los jugadores con discapacidad” en el Primer Torneo Mundial de Rugby Inclusivo. Así, Ohian Martinez de Santa Coloma, componente con síndrome de Down del club, ha explicado que esta experiencia le aporta “mucha felicidad”. “En el equipo lo más importante es el respeto y el compañerismo que compartimos. Nadie es inferior a nadie, y eso es lo que más me gusta, al contrario que lo que me pasaba cuando jugaba a fútbol, donde no me sentía un jugador más porque nadie me pasaba el balón”. Ohian ha añadido que “todos podemos aprender del compañero, tenga las capacidades que tenga”, y ha concluido recordando que “el compañerismo se traslada fuera del terreno de juego, donde también somos una piña”.

Su compañera, Ainhoa Belakortu, ha explicado su papel como dinamizadora dentro del equipo. “Nos encargamos de ser el apoyo para los jugadores con síndrome de Down. Les dirigimos en aquellas tareas donde encuentran más dificultades, y también nos ocupamos de que fuera del campo, durante el ‘tercer tiempo’, se sientan uno más”. Para Belakortu “esta es una experiencia es muy grata, todos salimos ganando porque los jugadores con discapacidad nos aportan muchísimos valores, además del trabajo que hacen para el equipo”.

Por su parte, el presidente del Escor Gaztedi Rugby Taldea, Moisés San Mateo, ha explicado que el papel de su equipo “ha sido únicamente poner la voluntad para que este proyecto salga adelante, algo que ha sido muy fácil porque se trata de una iniciativa enriquecedora en muchísimos aspectos”.

Una opinión que comparte el coordinador de este equipo de rugby inclusivo, David Izquierdo, que ha recordado que “desde el mismo momento en que nos planteamos sumarnos a esta andadura, lo hicimos convencidos de que la inclusión de las personas con síndrome de Down en el rugby es perfectamente posible. Lo mismo que en el resto de ámbitos de la vida”. Izquierdo no ha dudado en afirmar que “compartir el rugby entre personas con y sin síndrome de Down nos hace mejores a todos”.

La responsable de proyectos de la Fundación Sanitas, Laura Escalante, ha reconocido estar “muy orgullosa de esta iniciativa, que supone un nuevo estímulo para la promoción del deporte inclusivo en nuestro país”. “Llevamos muchos años colaborando con DOWN ESPAÑA en la inclusión de las personas con síndrome de Down en el ámbito deportivo, y abogando por la visibilización de las personas con discapacidad, porque cuando algo se ve, se consigue normalizar, como están demostrando hoy los jugadores del Escor Gaztedi Rugby Taldea”, ha mencionado. Escalante ha felicitado “a DOWN ARABA, a DOWN ESPAÑA, y a todos los equipos que apuestan por la inclusión en el deporte y que logran acercarlo a las familias y las asociaciones”. “Es un día de celebración”, ha concluido

Esta felicitación la ha compartido el investigador del Centro de Estudios para el Deporte Inclusivo (CEDI), Javier Pinilla, para quien “el asentamiento del rugby inclusivo en España es “no sólo un hecho, sino un modelo y una referencia a nivel internacional”. Para Pinilla es también importante el papel de las asociaciones, “que deben hacer ver a las familias que la inclusión a través del deporte es posible”

La presentación ha contado con la participación de muchos de los agentes implicados en el fomento del rugby inclusivo, además de con diversas instituciones que apoyan esta iniciativa. Es el caso de la Federación Vasca de Rugby, que a través de su vicepresidente, Tomás Epalza, ha alabado el proyecto, comentando que “lo que hemos podido comprobar gracias al rugby inclusivo es que los jugadores con síndrome de Down aportan mucho más al entorno del rugby que a la inversa”.

Por la parte institucional, el concejal de Cultura, Educación y Deporte del Ayuntamiento de Vitoria, Iñaki Prusilla, ha afirmado que “el rugby inclusivo, a través de esta iniciativa de DOWN ESPAÑA, es un verdadero ejemplo útil para todos los aspectos de la vida”. El concejal ha elogiado el papel del Escor Gaztedi Rugby Taldea como referente deportivo de la ciudad y como un ejemplo para todos los alaveses.

Iosu Izuskitza, presidente de DOWN ARABA (entidad de la que son usuarios los jugadores con síndrome de Down del Escor Gaztedi Rugby Taldea), ha recordado que “los valores del rugby son los mismos que promovemos las asociaciones: la igualdad, el respeto, la tolerancia,…”. Izuskitza ha mencionado que “la discapacidad no está en las personas, sino en el entorno, por eso el rugby inclusivo es el claro ejemplo de que la inclusión es posible en todos los ámbitos”.

Por parte de DOWN ESPAÑA, su directora de comunicación, Beatriz Prieto, ha manifestado que “la promoción del rugby inclusivo ha sido un trabajo en equipo, compartido con los clubes que integran este proyecto, con las asociaciones locales como DOWN ARABA, y con Fundación Sanitas”. Prieto ha explicado cómo se ha ido gestando la ‘Unión por el rugby inclusivo’, y ha recordado que el deporte es “un aliado excelente en la inclusión de las personas con síndrome de Down, no sólo porque mejora su forma física, sino por el bienestar mental que conlleva y por la mejora que se consigue en su calidad de vida.

Todos los participantes han invitado a que otros clubes a nivel nacional se sumen al proyecto ‘Unión por el rugby inclusivo’ y apoyen la inclusión de las personas con síndrome de Down en este deporte como exponente del resto de ámbitos de la vida.