02·12·2013

(Actualidad)

DOWN ESPAÑA lanza un vídeo para pedir que Rubén, un niño con síndrome de Down, vuelva al cole

Con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad que se celebra el 3 de diciembre, DOWN ESPAÑA ha lanzado un video para denunciar el caso de Rubén, un niño con síndrome de Down al que se le ha vulnerado su derecho a la educación inclusiva. Un caso que tal y como manifiesta el gerente de DOWN ESPAÑA, Agustín Matía, la organización decidió apoyar «por el ejemplo que significaba de defensa de la inclusión educativa» para la sociedad.

Hace apenas un mes, DOWN ESPAÑA inició una campaña dirigida a dar a conocer a la ciudadanía el caso de este niño, que lleva ahora tres años estudiando en casa tras haber sufrido una serie de maltratos y negligencias en el entorno escolar. La campaña, lanzada a través del portal Change.org, (www.change.org/uncolepararuben) ha conseguido hasta el momento el apoyo de casi 130.000 personas y continúa creciendo.

En el video ofrecen su testimonio los padres de Rubén así como varios de los profesionales que han acompañado al niño a lo largo de estos años. Alejandro Calleja, padre del niño, cuenta como en estos momentos «Rubén lleva tres años sin estar escolarizado en un centro público» y relata que todo empezó cuando «en 4º de primaria llegó un profe que rechazaba a Rubén y su presencia en el aula». Fue precisamente a raíz de unos incidentes con este profesor que el menor comenzó a tener problemas, ya que hasta entonces había cursado sus estudios en el centro con total normalidad.

Tras repetidas denuncias de los padres el centro sustituyó al profesor, pero al año siguiente el nuevo profesor tampoco ofreció apoyo al niño, por lo que Rubén sufrió un abandono en el ámbito escolar. Finalmente, la Dirección Provincial de Educación de León, decidió derivarlo a un centro de educación especial sin el consentimiento de los padres y basándose en unos informes que la familia considera inválidos y discriminatorios.  

Miguel Ángel Castañón, psicólogo clínico que ha tratado al niño desde la infancia, y experto en temas de discapacidad, asegura en el video que «cualquier persona tiene derecho y la administración la obligación de escolarizarle en centros ordinarios. Si necesitan apoyos que se los den. Es muy importante que los padres sigan en la batalla que han iniciado para que su hijo tenga los mismos derechos que cualquier otro alumno, porque si no estarán cercenando el desarrollo al que tiene derecho como cualquier otro niño en la sociedad».

Según relatan los padres en el video «la Fiscalía nos acusa penalmente de abandono familiar y estamos pendientes de poder sacar adelante este recurso (ante el Tribunal Constitucional) para que nuestro hijo vuelva al cole que es lo que él demanda y pueda volver con sus compañeros y se cumpla su derecho a la educación inclusiva».

La LOMCE segrega, no incluye

Para el Presidente de DOWN ESPAÑA la LOMCE recientemente aprobada incumple gravemente los mandatos de inclusión educativa que derivan de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que impone a España obligaciones claras y terminantes como parte de este tratado internacional.

En la práctica supone la segregación de parte del alumnado con discapacidad. En España más del 20 % del alumnado con discapacidad, unos 40.000 escolares, permanece aún en modalidades de educación especial, una fórmula que establece diferencias negativas por razón de discapacidad y que no asegura los apoyos precisos para lograr un entorno efectivamente inclusivo.

Y a este respecto, Cámara se muestra tajante: «desde el mismo momento en que la LOMCE mantiene en el sistema educativo la figura de la educación especial, está incumpliendo con la Convención». DOWN ESPAÑA reivindica un sistema educativo inclusivo para todas las personas y en todos los niveles escolares.

El alumnado con síndrome de Down se encuentra ante una situación discriminatoria y alejada del modelo de escuela inclusiva. De entrada el alumno se enfrenta a los dictámenes de escolarización que de oficio se hacen al comenzar cada etapa educativa y que se pueden repetir en cualquier momento de la escolarización a demanda del centro escolar. Estos dictámenes, realizados por equipos profesionales de la administración educativa, son vinculantes para la administración, y con ellos se puede derivar al alumno a un centro de educación especial aunque la familia no esté de acuerdo, tal y como ha sucedido con Rubén Calleja.

Más grave todavía es la dificultad que se le plantea al alumnado con síndrome de Down a la hora de obtener el título de graduado en ESO, y que se basa en que no alcanzan las competencias básicas y los objetivos de la etapa, según dispone el artículo 28 de la LOMCE. En el mejor de los casos, incluso obteniendo el graduado en ESO, el alumnado con síndrome de Down será derivado, casi con toda seguridad hacia la Formación Profesional Básica, impidiéndose así que curse el Bachillerato, según lo dispuesto en el artículo 30 de la Ley.

Por último está la falta de apoyos en las modalidades de Formación Profesional que sumado a lo anterior hace prácticamente imposible que alcancen las enseñanzas de nivel superior.

DOWN ESPAÑA trabaja para garantizar el derecho a la educación inclusiva de todos los niños con síndrome de Down y desarrolla programas para mejorar su inclusión en el aula. Para ello cuenta con el apoyo del Ministerio de Educación y de empresas y fundaciones como la Fundación Solidaridad Carrefour, y Divina Pastora Seguros.