06·11·2018

(Actualidad)

DOWN CASTILLA-LA MANCHA celebra su primer encuentro regional de familias

El pasado fin de semana, el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera acogió este encuentro que congregó a más de 100 personas procedentes de Cuenca, Ciudad Real, Guadalajara y Toledo.

‘… ¿Y si soñamos?’ ha sido el lema escogido por DOWN CASTILLA-LA MANCHA para la celebración de su primer Encuentro de Familias de Personas con Síndrome de Down que reunió a más de 100 personas el pasado fin de semana en el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera (Ossa de Montiel, Ciudad Real). Dos días plagados de aprendizaje, convivencia y momentos para compartir en familia.

El Encuentro arrancó el viernes con un acto de inauguración donde el presidente y la vicepresidenta de DOWN CASTILLA-LA MANCHA, Julián Carvajal y Prado Pérez destacaron el importante hito que suponía para el movimiento asociativo de familias de personas con síndrome de Down la convocatoria del Encuentro, “cumpliéndose un anhelo de años al poderse encontrar en un espacio de aprendizaje compartido y de convivencia como éste”.


El director general de Mayores y Personas con Discapacidad de la Consejería de Bienestar Social, Javier Pérez, que acompañó a las familias en una de sus jornadas de actividad, trasladaba la felicitación del Gobierno Regional por el trabajo realizado por parte del movimiento asociativo de familias de personas con síndrome de Down y “la disposición de la Administración a colaborar en garantizar programas que aseguren los derechos del colectivo, como la reciente Ley de Protección y Apoyo Garantizado para Personas con Discapacidad en Castilla-La Mancha”.

La jornada del sábado estuvo dedicada a diferentes talleres donde se abordaron los principales temas de interés de las familias: educación inclusiva, inteligencia emocional, estilos de crianza, gestión del duelo, Empleo con Apoyo y el envejecimiento activo.

En el taller sobre estilos de crianza, la socióloga y coordinadora de programas de DOWN CASTILLA-LA MANCHA, Natalia Simón, y el profesor de la Universidad de Castilla La Mancha, Julio César de Cisneros, trabajaron en torno a los resultados de un estudio piloto entre familias en las que se detectan aún diferencias de género en la socialización y crianza dentro de las familias de personas con discapacidad, la sobreprotección y el mantenimiento de estereotipos, miedos y prejuicios parentales sobre la discapacidad, independientemente de la edad de las familias.

La doctora Julia Elena Belmonte, madre de una persona con síndrome de Down y directiva de DOWN GUADALAJARA, transmitió la importancia de trabajar de manera anticipada con las personas con discapacidad intelectual y en el seno de toda la familia, la gestión de la pérdida de seres queridos y educar emocionalmente ante cualquier situación de cambio radical en los cambios que se puedan producir en la vida de las familias y cómo pueden impactar en la persona con discapacidad.

La directora del Área de Vida Adulta de DOWN TOLEDO, Ana Fernández, acompañada de Edith Ugarte, preparadora laboral de la misma entidad, trataron la inclusión laboral y la metodología de Empleo con Apoyo, para ir capacitando y mejorando la competencia laboral y social de la persona con discapacidad intelectual, el trabajo con la empresa de sensibilización, de acogida en la definición del puesto de trabajo, las tareas y la organización del apoyo natural de compañeros y responsables inmediatos en su relación con la persona con discapacidad y el compromiso familiar en el éxito de la inserción.

En otro taller, igualmente dinamizado por Julia Elena Belmonte, se analizó el cambio de situación que se ha producido en la esperanza de vida de las personas con síndrome de Down, por lo que se debe trabajar con ellas estilos de vida saludable, para mantener una calidad de vida óptima y prevenir situaciones de envejecimiento prematuro y para el mantenimiento de pautas para un envejecimiento activo de estas personas.

En la programación se encontraba también la oferta lúdica para personas con discapacidad y sus familias, fomentando la convivencia y toma de contacto informal, para fomentar la cohesión y el disfrute de un entorno medioambientalmente privilegiado, destacando la visita a la ‘Cueva de Montesinos’ o un pedagógico taller sobre Astrología, ‘La Noche de las Estrellas’.