13·05·2013

(Actualidad)

– Denuncia -DOWN ESPAÑA considera inadmisibles las declaraciones de Arcadi Espada en las que califica a los niños con discapacidad como “hijos tontos, enfermos y peores”

El periodista hizo estas afirmaciones el pasado 9 de mayo en el blog que escribe en el diario El Mundo.

El periodista, al que ya tuvo que dirigirse DOWN ESPAÑA en 2009 (por dos columnas en las que se refería al síndrome de Down como una «desgracia» y calificaba a las personas con síndrome de Down como «enfermos») comienza su post haciendo referencia a la diputada Beatriz Escudero, «que se opone al aborto de los fetos donde se detecte discapacidad futura porque no hay que discriminar a los nacidos ni a los no nacidos».

A ello, Espada responde que «actitudes como las de la diputada tendría que proponerse la aplicación de alguna variante de lo que se conoce como crímenes contra la humanidad»

Para el periodista la reforma de la ley del aborto que propone Gallardón «rompe el consenso público sobre los derechos humanos en Occidente» porque «si alguien deja nacer a alguien enfermo, pudiéndolo haber evitado, ese alguien deberá someterse  a la posibilidad, no solo de que el enfermo lo denuncie por su crimen, sino de que sea la propia sociedad, que habrá de sufragar el coste de los tratamientos, la que lo haga».

Para terminar tacha a quienes protegen los derechos de las personas con discapacidad como «gente averiada» que «alza la voz histérica cada vez que se plantea la posibilidad de diseñar hijos más inteligentes, más sanos y mejores. Por el contrario ellos tratan impunemente de imponernos su particular diseño eugenésico: hijos tontos, enfermos y peores».

DOWN ESPAÑA respeta la libertad de opinión y expresión de todas las personas. Ahora bien, como organización que representa a las 34.000 personas con síndrome de Down que viven en España y a sus familias y como entidad defensora de los derechos humanos y la libertades fundamentales de las personas con esta discapacidad, manifiesta su absoluto rechazo a las afirmaciones del señor Espada. No sólo porque suponen un ataque injustificado hacia el colectivo al que DOWN ESPAÑA representa y hacia los demás colectivos de personas con discapacidad, sino porque son opiniones sesgadas, fundamentadas en un grave y desconcertante desconocimiento de aquello a lo que se refiere.

Espada comenta que «el enfermo», refiriéndose a la persona con discapacidad que nace por voluntad de sus padres, debería denunciar a sus progenitores por un «crimen?. De haber preguntado a un grupo significativo de personas con discapacidad si son felices, si se sienten satisfechos con su vida, o si preferirían no haber nacido, es muy probable que hubiera obtenido respuestas que le hubieran llevado a pensar diferente.

De esa forma, sus opiniones, tendrían un fundamento, razones en las que apoyarse. Resulta evidente que a Espada lo último que le preocupa es la opinión del colectivo al que se refiere.

Quizás el señor Espada se sorprendería al conocer que las personas con algún tipo de discapacidad dan un alto valor a su vida, que la mayoría se sienten satisfechos, a pesar de sus dificultades, y desde luego no se consideran «hijos tontos, enfermos y peores».

DOWN ESPAÑA recuerda a Arcadi Espada que en España viven actualmente 3.8 millones de personas con discapacidad, un 10% de la población total y que este colectivo tiene derecho a la vida en igualdad de condiciones con las demás personas así como a la no discriminación por razón de discapacidad. Y esto, no es una opinión, son derechos (artículo 5 y artículo 10) recogidos en la Convención Internacional de las Naciones Unidas, ratificada en el año 2008 por nuestro país. Esta norma tiene plena vigencia en nuestro ordenamiento jurídico, y por ello la reforma de la ley que ultima el Ministro de Justicia prevé hacer, tal y como ya ha manifestado Gallardón en más de una ocasión, los cambios necesarios en la actual ley del aborto para que se respete el derecho a la vida de las personas con discapacidad.