23·04·2015

(Actualidad)

DOWN ESPAÑA lanza una nueva publicación para apoyar la inclusión educativa de los alumnos con síndrome de Down

“Orientaciones para el apoyo a la inclusión educativa” ofrece pautas e indicaciones para promover y llevar a la práctica estrategias de inclusión educativa, eliminando las barreras que impidan o dificulten el acceso, la participación y el aprendizaje de alumnos con esta discapacidad.

Sin título-1La guía, elaborada por la Red Nacional de Educación de DOWN ESPAÑA (integrada por 43 entidades de toda España), reivindica un sistema educativo inclusivo para todas las personas y en todos los niveles escolares.

El documento traza, con un estilo accesible y de fácil comprensión, las líneas que definen una educación inclusiva: qué es, qué ventajas aporta y qué papel deben jugar entidades y familias en el proceso de inclusión del alumno con síndrome de Down.

Puede descargarse desde la sección “Publicaciones” de la web de DOWN ESPAÑA, o pinchando aquí.

Inclusión: más allá de la integración

DOWN ESPAÑA, a través de su Red Nacional de Educación, defiende que la atención al alumnado con discapacidad debe ir más allá de la mera integración en el aula del alumno con síndrome de Down. Debe buscarse la inclusión, promoviendo no sólo la presencia, sino también la participación y el progreso del alumno.

Es lo que se conoce como educación inclusiva, que garantiza a todo el alumnado el acceso a una cultura común que aporte una capacitación y formación básica para la vida.

Apoyos legales al modelo educativo

Esta concepción de la educación inclusiva se ve refrendada no sólo por la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad ; también se promueve en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948. art.26), la Conferencia Mundial sobre necesidades educativas especiales  (Salamanca, 1994), y el Informe de la UNESCO sobre la Educación para el siglo XXI (1996).

Aula, asociación y familia

Es habitual que sean los profesionales de las entidades de síndrome de Down los encargados de llevar a cabo la tarea de reforzar, apoyar y adaptar los materiales de los alumnos con síndrome de Down como complemento al trabajo que se hace en el aula. Suelen encargarse además de coordinarse con los centros educativos y organizar el entorno para que el alumno progrese y adquiera los conocimientos previstos. Por este motivo, la guía puede ser un instrumento para ellos, que contribuya a asentar la educación inclusiva y elaborar planes de trabajo en su favor.

No obstante, el papel de las familias es fundamental en este proceso de educación. Es la familia la que transmite habilidades de autonomía y refuerza las capacidades que el joven adquiere en el aula. Por ello, la guía “Orientaciones para el apoyo a la inclusión educativa” puede resultar de gran interés y provecho para que las familias conozcan y entiendan las estrategias que conforman la base de la educación inclusiva. Así, podrán coordinarse e implicarse con todos los agentes involucrados en la educación de sus hijos.